Por José Gandour @gandour Foto Simona Malaika

El Instituto Distrital de las Artes (Idartes) lanzó hace pocas horas los resultados de la convocatoria de shows especiales para la edición 2019 de Rock al Parque, en la cual se invitaba a las agrupaciones y proyectos musicales residentes en Bogotá, con vigencia actual y con una suma superior a doce años de trayectoria. La escogencia final ha señalado a siete galardonados que estarán presentes, seguramente en horarios privilegiados, durante la programación del evento, que se realizará en el Parque Simón Bolívar los días 29 y 30 de junio y primero de julio del presente año. Al ver los resultados y averiguar las condiciones de la escogencia nos hemos visto obligados a preguntar, esperando una respuesta efectiva, cuestiones que no caben dentro de lo expuesto en el festival y en las mismas reglas establecidas desde la institución que hace el evento.

(Me perdonarán los detalles técnicos y administrativos de los que hablaré a continuación. Sé que son un tanto engorrosos y aburridos).

Por una decisión que tomó hace poco la Gerencia de Música de Idartes, el curador del festival ya no tiene la facultad de invitar directamente artistas distritales, como se acostumbraba en ediciones anteriores. De alguna manera, dicha prebenda se abolió ya que hubo quejas de algunos miembros de la escena local, poniendo en tela de juicio las motivaciones que generaban dichas escogencias. Como en 2019 se realiza la edición número veinticinco de Rock al Parque, aparte de la convocatoria general que se hace siempre en la que participan los proyectos musicales bogotanos con desarrollo profesional mayor a dos años, se abrió otro concurso en el cual se consideró la presencia de bandas de largo recorrido.

Hasta ahí, todo bien…

Los cuestionamientos comienzan cuando se observa quienes fueron los jurados. El acta, publicada dentro de la documentación de la Secretaria de Cultura de la Alcaldia de Bogotá, ente superior del cual depende Idartes, registra que hubo 2 personas escogidas para esa labor que iban a recibir un pago por su trabajo y una tercera que participaba de manera ad honorem. La razón para ello es que dicha persona ya estaba trabajando dentro de la organización del festival y no puede recibir doble paga del Estado. ¿Quien es esa persona? El mismo curador de Rock al Parque.  Esto no había sucedido en la historia del festival.

Aclaro un punto en este instante: Para ser jurado de cualquiera de las convocatorias que realiza Idartes, hay una bolsa de candidatos que se presentan para ser considerados para dicha función. Eso, en teoría, evita que la misma organización caiga en vicios durante el proceso de convocatorias. Aquí viene la primera pregunta: ¿Por qué no se acudió a esta bolsa de candidatos para completar la terna de jurados de este concurso? Segunda pregunta: Si le quitaron al curador del festival el privilegio de escoger por su cuenta a los invitados distritales, ¿por qué caen en la contradicción de meterlo en esta selección? Dicha decisión fue avalada por sus superiores, como consta en las actas.

Ahora bien, recordemos un detalle: La convocatoria invitaba a participar aquellos proyectos vigentes con antigüedad mayor a doce años. No se confundan: No se invitaba simplemente músicos con ese tiempo de trabajo en el mundo artístico. Si así hubiera sido, la cantidad de candidatos, de manera justificada, hubiera aumentado de manera exponencial. Por ello la oferta, supuestamente, era restringida. Pero, curiosamente, entre los candidatos a estos cupos estaba Pedrina, artista destacada del pop local, conocida por su paso por la banda Hotel Mama (disuelta hace ya varios años), luego por el dúo Pedrina y Río y , desde el año pasado, desarrollando su carrera como solista, obteniendo millones de reproducciones en las plataformas digitales y haciendo giras por buena parte de los países de habla hispana. Su carrera es notable, pero ¿cómo se justifica su participación y, luego, su éxito en el concurso del festival? Alguien, seguramente para rebatir este punto, podrá decir que es una figura destacada de la escena bogotana, que merece un gran reconocimiento de parte del público de la ciudad, que es una de las sensaciones del momento y esas cosas. Otros, incluyendo varios músicos, dirán (y lo han dicho ya) que Rock al parque nos tiene acostumbrados a este tipo de situaciones y que es mejor dejar así. Otros harán una suma conjunta de su carrera y nos reclamarán que por qué tanto escándalo al respecto. En todo caso nos sostenemos en algo: Si así se estableció el reglamento de la convocatoria, en bien del desarrollo sano de la competencia, nadie, y menos los mismos empleados de la organización de Rock al Parque, pueden saltarse lo establecido. En fín. Para mí es un error que se debe subsanar en pro del buen nombre del evento.

******************

Recordemos: Rock al Parque es un evento realizado desde sus comienzos por una entidad del Estado y hecho con dineros públicos. Personalmente creo que muchas de las reglas establecidas por los responsables jurídicos de la entidad organizadora son ridículas, ya que no se ajustan a la realidad de la escena musical bogotana. Exigirle a una agrupación el tener mínimo dos años de formación para entrar en la consideración de los concursos del festival impide que muchas propuestas interesantes tengan la oportunidad de participar. Completar una serie de requerimientos burocráticos absurdamente largos y dispendiosos por el capricho desconocedor de un funcionario es otro impedimento para que muchos artistas estén presentes. Pero, ya que existen estas normas y no hay una posible forma de discutirlas cara a cara, lo mínimo que uno esperaría de los responsables de Rock al Parque es que ellos sean los primeros en hacerlas cumplir. 

El descontento entre los músicos bogotanos crece y eso no es bueno para el festival. Este es un evento que ya llegó a su vigésima quinta edición y que fue creado para realzar la escena local. No puede dar la sensación de que este tipo de inconvenientes son comunes y fáciles de ignorar. Hay desconfianza pero, quizás, estamos a tiempo de reconsiderar algunas decisiones, más si están violando los mismos principios establecidos desde el comienzo.

Comparta con sus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Share This