Anthony Bourdain Q.e.p.d.

Compartir

Por Tomás Rueda @tomasruedacocinero  Foto archivo Tomás Rueda.

Nota del editor: Tomas Rueda, amigo de la casa, es un gran chef bogotano, y es socio de algunos de los mejores restaurantes de la capital colombiana. Lo conocemos desde hace un buen tiempo, más de 25 años, desde las épocas en las que era bajista de una de las bandas rockeras más importantes de aquellos días, Catedral. Es una artista de la cocina, sensible y comprometido con buenas causas sociales, especialmente con las referentes a la defensa del sector agrario, los campesinos y sus productos. Hace pocos días en sus redes sociales hizo un tributo al recientemente fallecido presentador de televisión norteamericano Anthony Bourdain, a quien conoció con motivo de la realización de uno de sus programas por estos lares. Su encuentro dejó grandes recuerdos y al leer el texto de Rueda en su Instagram, no pudimos menos que pedirle su permiso para publicarlo para todos ustedes.

¡Salud Tony y gracias por tu bacanería! Después de unos días de pensar en el impacto que ocasionó su muerte, hago una pequeña reflexión del gran legado de él. Mas allá de su fama mediática, había mucho más. Nos mostró que existe la buena comida más allá de los comedores de mantel. En muchos lugares se puede comer bien, especialmente en la calle. La buena comida no solo está en manos de los chefs, está por todos lados, sobre todo si nos relajamos y nos acercamos a la comida con una actitud alegre. Eso nos enseñó, a desparpajarnos y a crear una relación consciente con la comida, con alegría. También nos mostró – digamos – una especie de nuevo protocolo de la mesa. No de etiqueta, tal ves de ética, puede ser, sin que él se diera cuenta. De una actitud que debemos tomar hacia la mesa, de aproximarnos a ella. De compartir, de rodearnos, de celebrarnos. Y seguramente esto último que voy a decir, no será claro y por ende no sé cómo prenderá muy bien; Bourdain hacía de la mesa un espacio sagrado. Anthony era y es un maestro de ceremonia, de la mesa, de la comida, de la amistad, de lo habitual. También en sus libros y en sus opiniones variadas, siempre realzó la importancia del cocinero raso. Ese que está detrás de la mesa del pase. Escondido. Tras bambalinas. Ese que muele día y noche. Ese que no sale en las “carátulas” de las revistas, pero que hace posible que todos nosotros podamos sentarnos a disfrutar de la comida y de nuestros amigos en una mesa de cualquier restaurante. Gracias por la visitica por acá y buen viaje bacanzote!

 

Segunda nota del editor: Hemos encontrado en Spotify un playlist organizado por Karina Portugal, una seguidora de Bourdain, que ha tomado información de los Instagram Stories del chef para juntar algunas de sus canciones favoritas para nuestro deleite:

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas