¿Qué pasa con la imagen de Rock al parque?

Compartir

imagenrockbannerSrOstia-opcionalPor José Gandour @gandour

Foto Oscar Perfer

Vamos para la edición número 22 de Rock al Parque, un espectáculo que convoca entre 250 mil y 400 mil personas en 3 días y durante estas más de dos décadas de festival me atrevo a decir que no he visto el primer afiche oficial de este evento que me satisfaga, que me haga pensar que emite la imagen necesaria para inspirar a propios y extraños frente al concierto gratuito más grande de América Latina.

Veo el nuevo poster del festival y pienso que la imagen no corresponde a una fiesta musical que se celebra al aire libre, con asistencia masiva de gente preferencialmente joven, con multiplicidad de sonidos en su programación y donde haya señales de la gente que llegará al Parque Simón Bolívar a celebrar la vida junto a miles de personas que se emocionarán, al menos durante un fin de semana largo, de estar en Bogotá. En este nuevo diseño no veo un ápice de alegría, de buen humor, ni siquiera de buena música. Espero me disculpen, pero lo que veo es más apropiado de una pieza dramática donde el final deja dudas y quizás desventura, como si fuera una obra de Arthur Miller o Samuel Beckett.

Pero la equivocación con la imagen del festival no es cuestión de este año, ha sido de toda la vida. Hemos visto todo tipo de diseños, algunos plagios descarados, otros con figuras incomprensibles (¿se acuerdan del caracol con taches?), otros acudiendo a lo más obvio del género sin siquiera darle un giro particular. Han pasado por todos los procesos: Concursos entre los diseñadores de las universidades distritales, contratación de empleados de agencia de publicidad, trabajos internos de las instituciones gubernamentales organizadoras… Nada. Estoy convencido, al contrario de lo que algunos podrían pensar, que en Bogotá hay muchos artistas y profesionales del ramo que podrían lograr esa pieza inolvidable que merece cada año un evento tan importante como este. Una imagen tan poderosa que después de mucho tiempo se aloje en nuestros recuerdos y haga sentir que algo histórico ha sucedido y que ese afiche representa la grandeza de dicho acontecimiento. Este tipo de resultados gráficos confusos y olvidables no se acerca a ello.

Algo hay que hacer, quizás pedir que quienes se responsabilicen de este asunto se lo tomen más en serio y entiendan la importancia de crear memoria e infundir amor a un festival que hace parte importante de la historia de esta ciudad.

La imagen oficial de Rock al Parque 2016:

aficherockalparque

Por si acaso, como atrevida posdata, una pequeña muestra de afiches de otros festivales alrededor del mundo hechos en los últimos años, como para poner ejemplos ilustrativos del asunto:

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas