Spinetta, seguir viviendo con tu amor

Por Kelvin Malavé @kelvinmalave

Nota del editor: Un día después del aniversario del nacimiento de Luis Alberto Spinetta, Zonagirante.com hace tributo al artista argentino recuperando para sus archivos un relato escrito por nuestro amigo, el venezolano Kelvin Malavé, publicado hace unos años en nuestra página y hasta hoy excluído por error de nuestro catálogo de crónicas. Viene bien, por el buen recuerdo, volverlo a publicar para el deleite, esperemos, de nuestros lectores.

Transcurría el año 2006 y el aula magna de la Universidad Central de Venezuela se llenaba con los acordes de Luis Alberto Spinetta. La guitarra al hombro y en una formación bastante intima lo acompañaban el tecladista Claudio Cardone, el bajista Nerina Nicotra, y el baterista Sergio Verdinelli.
“El flaco”, como era conocido por sus seguidores, se enfrentó a un aforo casi vacío en el recinto universitario. La calidad de su show no disminuyó en ningún momento por la poca asistencia, se entregó en cuerpo y alma. Años después nos damos cuenta que esa fue la última oportunidad de verlo por estos lados.
Considerado uno de los grandes músicos del rock en nuestro idioma, se caracterizó por la complejidad de sus obras, y una fuerte influencia de la literatura y la poesía. También fue seguidor de varios pensadores como del francés Artaud, el cual lo inspiró para el título de su tercer disco con la banda Pescado Rabioso, Artaud.
Luis Alberto Spinetta, nacido en el año 1950, comenzó tocando en grupos de colegio. Almendra sería su primer intento profesional, formado en 1967. Su debut solista tuvo lugar en 1971, para volver al formato grupal con el trío Pescado Rabioso. Esta formación duró solamente dos años y editó cuatro discos, siendo Artaud (1973) uno de los mejores discos del rock argentino. Tras sus éxitos con esas y otras bandas, le siguió una prolífera carrera solista durante la década de 1990. Más tarde formó el grupo Los Socios del Desierto, para volver a hacer música en solitario. En su recorrido grabó más de 50 álbumes.
El flaco comienza la década de los ochentas con Spinetta Jade. Su primer disco lleva por nombre Alma de diamante, con letras inspiradas en cuatro libros del antropólogo Carlos Castaneda: Las enseñanzas de Don Juan; Una realidad aparente; Viaje a Ixtlán y Relatos de Poder.
En estos libros el autor investiga el chamanismo y su iniciación con los efectos alucinógenos, del peyote. Para Spinetta “la literatura latinoamericana se divide en antes y después de Castaneda, y lo mismo sucede con la cultura iberoamericana. Es la única literatura de este continente, capaz de responder a tanta obra de arte y tanta magia de la cultura precolombina. Creo que existió una época donde había muchos tipos como Don Juan Matus, miles de ellos, y cada uno intentaba hacer su propio viaje de poder. (…) Tal vez los indígenas americanos no tenían rayos láser pero luego leí a Castaneda y supe que, en cambio, conocían las técnicas del soñar y otras cosas increíbles”.
Su relación con la literatura siempre estuvo presente. Su admiración por Jorge Luis Borges lo lleva a conocerlo: “…Nos iban a juntar para una entrevista. Era tal la presión que yo sentía de tener que ir a verlo por todo lo que representaba para mí – que por esos juegos del inconsciente, llegué tarde. La nota se levantó a último momento y no me avisaron. Así, me encontré solo frente a él en su departamento. El viejo sentado con su bastón mirando hacia otro lado, me veía. Cambiamos muy pocas palabras porque era muy duro para mí. No sabía ni cómo empezar una conversación. Le pregunté por Antonin Artaud y dijo desconocerlo. Me petrificó. Hablamos un poco de El cuervo, de Poe, y él recitó una poesía en inglés, referida a ese poema. Yo no le entendía bien las palabras y tenía tanto miedo de estar frente a él como de estar frente a Dios” (Luis Alberto Spinetta – Extracto del libro Martropía. Conversaciones con Spinetta – Juan Carlos Diez, 2006).
Spinetta es considerado uno de los más grandes compositores del rock argentino. Sus pasos como poeta estaban presentes desde sus inicios. Por el año 1969 tocaba por primera vez una de las canciones más importantes en la fuerza creativa del cantante, Muchacha Ojos de Papel, quizás escrita para su primer amor; hoy en día con más de treinta años, sigue siendo una de las diez mejores letras de la música argentina.

Luis Alberto “el flaco” Spinetta muere en Buenos Aires, Argentina, el 08 de febrero de 2012 y damos gracias a la vida por haberlo podido ver en el Aula Magna.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas