Gracias por compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por José Gandour @gandour  Fotos Javiera Villaseca

Hablemos de Concepción, ciudad localizada a quinientos kilómetros de Santiago. Esta urbe tiene una interesante historia musical, ya que de ahí han salido bandas tan destacadas como Los Tres, Los Bunkers, De Saloon, Santos Dumont y otras más recientes como Mantarraya, Julius Popper y Planeta No, entre otras. Pero, también, en la actualidad, se está dando una buena cosecha de artistas femeninas que están destacando en el panorama cultural de su país, con una creciente audiencia tanto en sus presentaciones como en las plataformas digitales. Un nombre que sobresale es el de Daniela González, más conocida por el apelativo de su proyecto: Dulce y Agraz.

González ha estrenado en estos días La Piel, un EP de cinco canciones que en menos de dos semanas ha sobrepasado decenas de miles de reproducciones y ha recibido buenos comentarios de la prensa especializada. Además, ha acompañado sus grabaciones con una publicación limitada de una colección impresa de textos, que ha catalogado como «poezine» titulado del mismo modo que su trabajo discográfico. Hemos aprovechado la oportunidad para encontrarnos con ella via whatsapp y conversar sobre su presente, los temas que giran por su cabeza y lo que presente para su futuro:

¿Cómo describirías tu sonido actual?
Es un sonido pop, suave y bastante etéreo, muy ligado a lo mainstream.

¿Qué referentes tienes presentes en tu música?
Me gusta mucho Elsa y Elmar, Rosalia y Natalia Lafourcade. Me gusta mucho la música en español y las compositoras.

¿Cómo ves el papel de la mujer en las actuales circunstancias del pop?
Hace poco, La Matria Fest realizó un festival de mujeres que se llama Suelta el Agua, con artistas de Latinoamerica como Francisca Valenzuela, Anita Tijoux y Mariel Mariel. Este hecho me hace pensar que la mujer no tiene un papel obligatorio o descrito: puede hacer lo que se le antoje. Sin embargo, destaco que podamos unir nuestra música para defender consignas, para defender la tierra, me parece muy inspirador.

Vienes de una ciudad con tradición musical, con nombres destacados en su escena, ¿cómo se siente la música en Concepción?
Concepción tiene un estigma bien rockero, si nos adentramos en su historia musical. Pero en la actualidad la música que se hace aquí pasa por varios estilos y sensibilidades y eso me gusta. Hay pop, hay trap y hay poesía, y yo, sinceramente, me siento en mi salsa (risas).

¿Cómo te sientes dentro del panorama independiente chileno? Es una escena variada y con sorpresas, ¿no?
Me siento cómoda siendo independiente, tomando las cosas a mi propio ritmo. Siento que eso me da libertad creativa y personal al momento de hacer música. Y aquí en general funciona así, es una escena de autogestión y de lucha.

Sacaste, paralelo a tu nuevo ep, un poemario, una edición limitada de 50 ejemplares, algo no muy común entre los músicos contemporáneos. ¿De dónde nace esa iniciativa?
Para mi, la música y la poesía son dos maneras distintas de hacer canciones. La posibilidad de hacer el objeto del Poezine, se concretó cuando conocí a Caro Castro Zamorano de Bestiario Ediciones. A ella le comenté que tenía este proyecto y ella lo proyectó y manufacturó hasta llegar a la edición que hoy tenemos disponible. Quedan muy poquitas copias y eso me tiene contenta.

¿Se vienen en el futuro más proyectos similares?
Sí! Para Agosto-Septiembre pretendo lanzar un segundo EP conceptual junto a otro Poemario, esta vez sobre La Luz y la Sombra interior.

¿Que viene en el futuro para tí, aparte de ese segundo EP?
Una larga espera (risas). Y ojalá, un abrazo de reencuentro.

¿Te sientes pesimista con la cuarentena?
Me siento triste porque sé que hay personas y animales afuera que tienen hambre, que están desamparados y en sufrimiento. Pero personalmente, me considero afortunada porque puedo estar en casa trabajando, y tomo este tiempo como una oportunidad de descanso e introspección.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com