Apenas son dos. Uno se llama Javier Velazquez, es de Barranquilla, canta y toca el bajo. El otro se llama Federico Tisnés, nacido en Cali, también canta y toca la bateria. Nada más. Desde 2017 se juntaron para crear Atrato, una propuesta musical que combina texturas corrosivas y pesadas procedentes del metal y del punk, con ritmos percutivos de raíces caribeñas, tales como la cumbia y, expresiones más contemporáneas como la champeta. Eso si, se paran en un escenario y no salen, ni mucho menos, a deberle a ningún rockero con su densa sonoridad ni con su actitud frentera. Esta no es una agrupación folclórica que le suma distorsión a sus canciones bailables, es una banda que viene a confundir felizmente a su audiencia en la decisión entre poguear y agitar las caderas. Atrato, después de dos años de estar en diversos escenarios, incluyendo su más reciente presentación en el festival bogotano Hermoso Ruido, pueden decir con confianza que vinieron a renovar el panorama musical colombiano, y hacer parte de lo que podríamos llamar la Fusión 2.0, la que sigue despues de la explosión electrónica.

Después de su último concierto, hemos aprovechado a conversar con ellos, para saber más de su proyecto y lo que se viene en su carrera:

¿A qué suena Atrato?
Federico: Atrato suena a una vaina que nosotros bautizamos como «Caribe y distorsión». Esto es en realidad una mezcla de todo lo que escuchamos Javi y yo desde nuestra adolescencia hasta ahora. Rock, punk, metal y demás sonidos pesados, mezclados con ritmos de percusión caribeña y melodías tropicales que tenemos metidas en la cabeza desde pequeños.

¿Qué influencias reconocen?
Javier: Estamos influenciados claramente por dúos de rock alternativo como Royal Blood o White stripes, pero también por cosas que crecimos escuchando, como Joe Arroyo, la Billo’s Caracas Boys, Diomedes, el rock nacional y por supuesto Nirvana.

¿Cómo tomaron la decisión de hacer música con sólo bajo y batería?
Federico: Fue una idea qué nació cuando conocimos a Royal Blood. A mí me impresionó mucho cómo con solo bajo y batería lograban sonar así de grandes. En ese momento le propuse a Javi que probáranos hacer música los dos con este formato, y él se le midió de una. De cierta manera, ha sido una búsqueda para ser más creativos. El hecho de tener un formato tan reducido, además de ser más sencillo para tomar decisiones, logística, lo obliga uno a aproximarse al instrumento y a la música de una manera diferente.

 

¿En qué momento se dieron cuenta que la cosa funcionaba?
Javier: Yo creo que hay dos momentos en eso. Primero funcionó para nosotros y eso fue casi que instantáneo, apenas empezamos a trabajar en el proyecto. Siempre hubo emoción e interés de parte de los dos por encontrar la manera de hacer sonar lo que teníamos en la cabeza y ahí se da cuenta uno que funciona la vaina. El otro momento fue el primer concierto de Atrato, que lo hicimos en Disco Jaguar. Viendo la recepción que tuvo la gente con la música nos dimos cuenta que teníamos algo que resonaba con el público.

¿Que tipo de público los está siguiendo en este momento? es decir, ¿hay más rockeros o más gente del lado del folclor?
Federico: Hemos compartido escenario con bandas de ambos lados, algunas bastante tropicales y otras hacia el lado rockero. Creo que el recibimiento ha sido muy bueno de ambas partes, pero hemos notado que al ser nuestra música más rock mezclada con sonidos caribe, ha habido una mejor recepción en el público rockero. Algo muy interesante es que esta mezcla ha puesto a gente tropicalera a poguear y a rockeros a perrear.

¿Hacia dónde puede evolucionar su sonido?
Javier: Nos hacemos esa misma pregunta todos los días… Con nuestro último sencillo, Camino, quisimos trabajar produciendo de una manera un poco más elaborada, menos cruda que en la etapa del primer EP. Luego pues también hemos hablado de explorar tantos ritmos y estilos como podamos de nuestras regiones. Seguro de esas reinterpretaciones que le podamos dar a esos ritmos y estilos como músicos del siglo XXI vendrá mucho, mucho material nuevo. Hacer algo así como King Gizzard & The Lizard Wizard… Un poco lo que se les va ocurriendo con cada nuevo trabajo. Creo que es algo que vamos a ir descubriendo con el tiempo.

¿Qué planes tienen para el futuro próximo?
Queremos terminar este año lanzando una nueva canción en el mes de noviembre. También vamos a entrar al estudio y grabar la nueva música que hemos estado componiendo a lo largo de este año. La idea es sacar un segundo trabajo discográfico en el 2020, probablemente nuestro primer larga duración.

Comparta con sus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Share This