Felisa: Poder y canción femenina

Compartir

Por José Gandour @gandour

Su cédula la registra como Laura Restrepo. Al oírla, indudable se identifica su acento paisa. Habla de lo que sucede en Medellín, su ciudad natal, y pone pasión cuando habla de lo que pasa en dicha urbe y su trabajo por contribuir en su crecimiento. Artísticamente se hace llamar Felisa, y es así donde la escuchamos referirse a su trabajo musical y a su compromiso con el desarrollo de la música en su entorno y en toda América Latina, más en lo referente al papel de la mujer en este entorno. En sus composiciones hay experimentación, intimidad y construcción sólida de melodías que se asimilan con gusto. El próximo mes presenta su primer larga duración, Real, en todas las plataformas digitales y ha aprovechado el marco del Bogotá Music Market (Bomm) para mover su material en Bogotá. Por ello, hemos aprovechado a citarnos para realizar una entrevista en la que hablamos de su carrera y de sus proyectos culturales. Una gran conversación:

¿A qué suena Felisa?
Suena a una fusión entre ritmos afro como el R&B, hip hop, cumbia, bossa nova, etc desde lo rítmico y indie pop y en algunas canciones hasta dream pop en el uso de los sintetizadores y voces. Esa siento que es la descripción sobre todo del sonido actual de Real, mi próximo disco. Geometría Natural, mi anterior álbum, tuvo un sonido que se acercó mas al indie pop latinoamericano que hacen artistas como Natalia Lafourcade, Carla Morrison, etc.

Cuéntame un poco tus orígenes musicales, por favor.
Mi familia no es ni artística ni muy musical que digamos. Pero a mi abuela le encantan los tiros de cuerdas y por eso quería que sus nietos tocaran guitarra. A todos nos regaló una guitarra hecha en Marinilla pero yo fui la única que me obsesioné con ella. Llegaba a tocarla todos los días después del colegio y mis papás me vieron tanto entusiasmo que me metieron a clases. Durante toda mi infancia y adolescencia estuve siempre en clases, en coros infantiles, pero cuando llegó la hora de escoger carrera profesional, elegir la música no era una opción. Sin embargo, estudiando en la facultad de derecho, hice muchos amigos músicos (porque la facultad de música quedaba al lado) y empecé a cantar en sus grupos de jazz.

Me sorprendió saber que eras abogada, ¿eso cómo se combina?
Creo que aprendí muchísimo estudiando derecho. Tuve unos profesores increíbles sobre todo en materias como filosofía del derecho teoría política, penal, derecho público. En realidad yo disfruté muchísimo estudiar la carrera, pero cuando salí al mundo a ejercer la profesión me sentía como un bicho raro. Eso me dio bastante duro y por eso tomé la decisión de no volver a trabajar en una oficina de abogados. Ahora he encontrado la manera de utilizar las herramientas que me dió el derecho pero aplicándolo a la gestión cultural, al manejo de derechos de autor y de los diferentes negocios que se pueden hacer dentro de la industria musical. Soy muy autodidacta y me gusta estudiar y aprender cosas nuevas.

¿De qué hablan tus canciones?
De la complejidad humana, de esta existencia. También hablo mucho del amor, pero no del amor romántico sino del amor que se libera del ego y es capaz de sentir y ponerse en los zapatos del otro. Me gusta escribir canciones que nos muestren que no somos tan distintos después de todo. Las opiniones son superficiales, todos finalmente queremos lo mismo, ser amados, ser aceptados, ser felices. Y todos lidiamos con nuestros miedos también

¿Cómo ves la evolución del papel de las mujeres en la escena musical contemporánea?
Me emociona mucho. De hecho la mayoría de proyectos que más me gustan en este momento, son liderados por mujeres. Por mucho tiempo los hombres se atribuyeron muchas cosas que en realidad eran producto de nuestra creatividad. Voy a poner un ejemplo: una artista mujer llegaba donde un productor musical con sus composiciones y el resultado era un gran disco. Generalmente el éxito en términos creativos y musicales era atribuido al productor musical por lo general hombre. Me ha sucedido a mi y a muchas amigas que conozco de cerca como hicieron sus discos. Creo que las mujeres por fin nos estamos dando cuenta que nadie en la industria va a hacer por nosotras lo que nosotras mismas no estemos dispuestas a hacer las unas por las otras. Lentamente se están creando redes de trabajo, de apoyo y de colaboración y eso me emociona mucho.

Hablame de tu proyecto Monologos Femeninos. De qué se trata?
Es un micrófono abierto de mujeres. Es un espacio de expresión femenina en donde las mujeres se sientan seguras para compartir lo que quieran música, poesía, stand up comedy, danza, teatro, escrito corto, etc. La regla más importante de Monólogos Femeninos es que no juzgamos, no hacemos curaduría de arte, por que queremos que se apropien del micrófono no solo mujeres artistas con trayectoria sino mujeres que tal vez nunca se han enfrentado a un micrófono. Es algo extraño, pero al decir tu verdad y tu sentir en voz alta, se genera una catarsis.

¿Qué desarrollo ha tenido hasta el momento?
Empecé a abrir el espacio en Medellín hace 1 año. Luego me contactaron unas chicas de un colectivo audiovisual en Ciudad de México para hacer un Monologo Femenino allá y dió la casualidad de que iba a ir a mitad de año, así que ese fue el primer evento fuera de Medellín. Y ya el viernes pasado hice el primero en Bogotá. Me gané una convocatoria para fortalecer ese proyecto. Un proyecto hecho entre Comfama y Ruta N. En este momento estoy recibiendo una asesoría personalizada para poder fortalecer el concepto de Monólogos Femeninos y su modelo de negocio. Yo quiero que funcione similar a como funciona Sofar sounds. Que pueda haber Monólogos Femeninos en diferentes ciudades de Latinoamérica y que el equipo de trabajo de cada ciudad se autosostenible.

Por último, que viene para Felisa en los próximos días?
Un parto (risas). Voy a presentar mi primer álbum de larga duración. Un álbum que me demoré dos años en hacerlo y con el que quedé muy contenta. Siento que es el mejor álbum que podía hacer en este momento de mi vida creativa y eso me llena de tranquilidad. Sale en plataformas digitales el 5 de octubre y los conciertos de lanzamiento son el 6 de octubre en Medellín en La Pascasia y el 18 de octubre en Bogotá en Disco Jaguar.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas