Holly Holden, inglesa con aroma caribeño

Por José Gandour @gandour

Está demostrado que el Caribe tiene una fuerza que desborda y logra llega a seducir otros mares. Lo mismo pasa con su amplio espectro musical. El Caribe logra deshacerse de su limitada ubicación geográfica y se vuelve un complejo sentimiento universal. A estas alturas, en un mundo que sentimos cada vez más cercano y más pequeño, igual nos sigue sorprendiendo que una londinense como Holly Holden termine adoptando la cumbia, el son y otros ritmos de la región para hacer sus canciones en “spanglish”, para cautivar una audiencia creciente de lado y lado del océano Atlántico. Ha viajado por buena parte del continente latinoamericano y en dicho trayecto ha ido formando una amalgama sonora cautivante, que merece la atención en cualquier parte del planeta. En abril de este año lanzó su Ep Tropical Soul y unas semanas después, por aparte, presentó su canción Agua Sala. Conozcamos la historia de Holly, quien nos confirma que el sabor puede esparcir su semilla por todas partes.

¿De dónde surge el interés de una londinense por la música latinoamericana?

De la vida. Mi interés en la música y la cultura Latinoamericana nació en la universidad, cuando empece a estudiar el idioma español. Hice dos años intensivos de gramática y el tercer año tuve que pasarlo en algún país hispanohablante. Yo termino yéndome a Esmeraldas, una ciudad en la costa en el norte del Ecuador, para trabajar en un centro cultural, El centro internacional de Esmeraldas para la diversidad cultural y desarrollo humano sostenible.
La oficina se encontraba debajo del centro de la música del municipio y pasé mis tardes allá arriba, tomando clases de marimba y compartiendo con los músicos. Los ritmos del Pacifico me hipnotizaban, y terminé grabando unos tres temas mios con la banda del municipio. Eso fue el momento en que mi música empezó a tomar otra dirección. Ya a partir de este momento empecé a mezclar el idioma español en mis letras y ritmos latinos en el acompañamiento.

Unos años después, estaba haciendo una maestría en Londres en Estudios Latinoamericanos y Caribeños. En esta maestria me fijé en todo lo que era la música, la cultura y su relación con temas de identidad. Los pueblos latinos son muy diversos culturalmente, y tienen expresiones musicales muy diferentes también, con elementos de las tradiciones de Africa, de los Andes, de Europa. Me fascinó que la música ahí había funcionado durante la historia como una forma de resistencia contra la opresión y el desplazamiento, una herramienta de comunicación y de continuación tradicional. También me encantaba cómo la música había funcionado para unir pueblos y culturas distintos, y los ritmos criollos nativos que se desarrollaban a través del contacto y creatividad humano de muchos culturas distintas. La música para mi representa un idioma universal.
En 2012 fui a Cuba por primera vez para investigar para mi tesis sobre el reggaeton y su relación con la experiencia de ser negro en la Cuba contemporanea. Me enamoré de Cuba enseguida, nunca había estado en un lugar donde la música estuviera tan presente en todo, en la calle, en la casa, en la conversación. Me sentí frustrada de estar allí mirando el ambiente musical desde afuera. Terminé grabando dos canciones con uno de los músicos que había estado entrevistando y decidí volver para hacer musica después de entregar la tesis. Así nació mi proyecto colaborativo cubano ‘X Planet’ en Santiago de Cuba. Era yo, un rapero talentosísimo llamado Alain Garcia, un trovador, Ruben Lester y un productor de reggaeton, Kiki Pro. Grabamos un disco – una fusión loca de muchos ritmos caribeños con hip hop y soul. Allí aprendi mucho del Caribe. La clave, la síncopa, se me pegaron.

Fue durante el tiempo que viví en Cuba que fui a la Republica Dominicana por primera vez. Allí escuché la bachata y merengue, que también después llegaron a ser referencias en la música que  compuse.

Así ha ido creciendo mi vocabulario musical, por el contacto, por estar mucho tiempo en Latinoamérica y el Caribe y por colaborar con músicos nativos de los países donde he estado. No hubo una decisión consciente de hacer mi sonido ‘tropical’, ha sido un desarrollo natural influenciado por los músicos con quienes he estado trabajando y los ritmos que he tenido a mi alrededor.

¿Cómo ha reaccionado el público latinoamericano con tu música?

Ya he tocado en varios países en Latinoamérica y el Caribe (Ecuador, Cuba, Republica Dominicana, Haiti y Colombia) y la reacción a mi música siempre ha sido muy positiva. Siempre me ha parecido que la gente reconoce y mi amor para los ritmos latinos, y el hecho de que canto en español lo aprecian mucho. A mi me encanta cantar en español, es mas fácil expresarme emocionalmente en este idioma romántico y es muy divertido jugar con ritmos entre idiomas. Yo diría que la reacción a mi musica es más positiva en Latinoamérica que en Inglaterra. Es como si tuviera mas sentido allí. A veces en Inglaterra la gente, aunque esté bailando, ni sabe en qué idioma estoy cantando, entonces se pierde mucho sentimiento.

Cuéntame de la experiencia con la canción Agua Sala.

Agua Sala es una canción que escribí y grabé en Cartagena el año pasado con un músico amigo Cristhian Salazar. Yo había llegado a Colombia sin plan, para conocer el país, aprender y estar inspirada. Yo llegué a Cartagena siguiendo una cadena de amigos de amigos y terminé en la casa de Cristhian, un bajista increíble. Un día después de llegar me enfermé, una gastroenteritis muy fuerte. Acabé en el hospital y estuve muchos días en la casa de Cristhian recuperándome, sintiéndome mal y triste. Cuando me mejoré, Cristhian vino corriendo a mi cuarto con una melodía en la cabeza y nos sentamos a grabarlo. Así salió Agua Sala, de forma completamente espontánea. El coro pegajoso, la letra, salió casi completa en ese momento. Como si la canción ya existiera y nos conectamos con ella. Al principio no teníamos la intención de crear algo juntos, y nunca hubiera pasado si no me hubiera enfermado y me hubiera quedado mas tiempo en Cartagena del pensado.

Unos días después me fui pero Cristhian siguió trabajando en ella. Me mandó la pista completa una semana después y el sabor me mató. Entonces decidí volver a Cartagena para grabar las voces de verdad y terminar el proyecto. En este momento también grabamos el footage del video, en un Go pro que me había prestado una amiga.

La canción es muy especial para mi. Captura un momento de mi vida, soledad, nostalgia, amistad y una nueva conexión con Colombia. Me encantó la experiencia de grabar con Cristhian en Cartagena, de grabar los coros y pregones bajo su direccion. ¡‘Piensa en Celia’ !, me dijo.

La reaccion a Agua Sala también me ha impresionado. En el concierto en el Hard Rock Cafe en Cartagena, donde celebramos el lanzamiento, todo el publico bailaba y cantaba el coro con nosotros. Amigos en Colombia e Inglaterra me han contado que se despiertan con la melodía en la cabeza. Creo que tiene algo muy especial y estoy muy emocionada de estar compartiendo esta nueva música con el mundo, y muy agradecida a Colombia por haber podido darla a luz allá.

¿Qué respuesta has tenido con tus canciones en territorio europeo?

En Inglaterra la respuesta es positivo. Este año fuimos de gira por el país abriendo los conciertos de un cantante de folk, Johnny Flynn. Yo estaba nerviosa que su público no iba a llevarse bien con mi música tropical, pero al contrario, estuvo genial. Mucha gente compró discos y se declararon seguidores después de habernos visto. Esto me alegró mucho.

En el continente no he tenido la oportunidad de tocar muchas veces. Tocamos una vez en Noruega, en Suecia y en Holanda, y nos fue bien. Cuando lanzé Tropical soul en abril, me llegó un mensaje de una amiga en Bulgaria donde habían puesto una canción mía en la radio y le gente habían estado llamando la estación preguntando lo que era, diciendo que les había encantado. Esto me hizo sentir muy feliz.

Vamos a tener la oportunidad de llevar la música a mas países y público cuando estemos de gira con Johnny de nuevo en Octubre. Es una lástima que no vayamos a visitar España ni a Portugal, creo que mi sonido podría estar muy bien recibido allí.

¿Cuáles son tus planes futuros? ¿Piensas regresar a Colombia pronto?

Acabo de volver de Colombia a Inglaterra donde tengo una programación para el verano muy llena de festivales. En octubre vamos de gira por el Reino Unido y Europa. Estoy trabajando con mi banda en nuestro próximo disco, que tiene mucha influencia colombiana y que va a salir el año que viene. Estoy trabajando en volver a Colombia lo mas pronto posible. Ya tengo muchos amistades musicales que me interesa fortalecer. Me encantaría poder volver a tocar allá con mi trío. También estoy trabajando en una nueva canción cartagenera – una salsa sabrosa – que tendré que lanzar en algún momento.

 

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas