Por José Gandour @gandour

Traigan su licuadora sonora favorita y alistense, con sus audífonos puestos y el volumen a tope, para mezclar los siguientes ingredientes: Una buena porción de rock sureño norteamericano, una sensible muestra de pop rock porteño con actitud inspirada en Gustavo Cerati y otros héroes musicales del entorno, gotas de jazz a la vieja usanza y, por supuesto, una dosis notable de blues que ayude a darle buena forma a la melancolía que explota en cada una de las tonadas del resultado final. A eso suena En el frio me visto mejor, de la agrupación Jauuar, una banda conformada por 4 venezolanos y una argentina residentes en Buenos Aires. Después de presentar su álbum hace unas semanas, han ido promocionando en prensa su material con buenos comentarios y resultados, y por ello hemos podido cruzarnos con Alfonso Hernández, su voz y guitarra, para que nos dé más detalles sobre su historia y sus labores:

Comencemos con una fácil: ¿A qué suena Jauuar?
Jauuar suena al hijo perdido de Nick Cave que creció en latinoamerica escuchando salsa, Soda, y Amigos Invisibles

¿Cambia el sonido con el cambio de ciudad de residencia?
Si, bastante. Antes situado en Austin, con la llegada a Buenos Aires se dejó atrás un poco el pop rock por algo mas oscuro, mas minimalista, pero el blues, las vocales, la experimentación y las letras profundas solo se afianzaron

A ver, cuéntame un poco el recorrido, lo que ha sido tu viaje, ¿de dónde parte todo y cómo terminan las cosas en Buenos Aires?
Salimos de Caracas, yo personalmente en el 2010, a Texas donde estudié y trabajé por 6 años. Logré viajar, conocer muchas personas y muchos lugares distintos, y durante un tiempo ni hice musica, hasta que un dia me di cuenta del hueco que cargaba dentro de mi que solo podría llenar escribiendo y cantando de nuevo. Decidí que eso solo era culpa de mi propio abandono, y lo retomé con humildad y paciencia. Escribí y grabé un disco que salió en el 2016 llamada Conversa Casual, y luego se me acabo la visa en EEUU y decidí volver a Sudamérica, a probar suerte en Argentina. Tenía un par de amigos y Buenos Aires me encantó desde siempre. Ya son casi 3 años aquí. La banda en sí se juntó acá. A través de músicos amigos en común nos juntamos «a ver que salía», y terminamos grabando el disco Pablo Mora, Hector Tosta y yo. Ante la necesidad de una voz femenina, gracias de nuevo a una amiga música, Mariana Michi, contactamos a Margarita Ruben, que se acopló a la primera y grabó todas sus voces en una tarde. Luego decidimos armar la banda en vivo, se sumaron Hector Miranda y Enrique Perez. Todos somos caraqueños excepto Margarita, que es de Pehuajó, provincia de Buenos Aires

¿Hay nostalgia de exilio en la música o eso se esconde sin dejar rastro?
Uuu claro que si. Se hace presente adrede; la primera canción Ahi Estaran, busca plasmar precisamente ese sentimiento en su estado más puro. Luego, sigue estando presente, posiblemente otros tipos de nostalgia no tan relacionadas con el exilio. Durante todo el disco se está lidiando con el sentimiento del extranjero: nunca serás 100% de donde estás ni de donde viniste, pero al final, el mundo es lo que tú haces, de qué tan presente estás en tu vida, de que nadie va a inspirarse por tí, y que está en tí buscar algún sentido a tu existencia. Éste último es la cruz del exilio: eres lo que llevas contigo, y nadie te va a decir qué llevar. Bueno, ¡aparte de una buena campera para el frío!

¿Cómo han sido recibidos en un medio que tradicionalmente cuesta para artistas latinos de origen diferente al argentino?
La verdad bastante bien. Hemos hecho muchos amigos argentinos que nos han abierto sus puertas. A sus estudios, a sus conciertos, incluso algunos que les ha gustado nuestra música y presencia y nos invitan a compartir fechas. En general no lo veo tan cuesta arriba por ser extranjeros. No tendremos la red de contactos que algunos tienen, y nuestros modismos serán distintos, pero si hay algo que la «democratización» de la industria musical ha causado, es que la calidad musical, con un mínimo de gestión se reconoce y aprecia.

¿Cual ha sido, hasta ahora, la mejor experiencia vivida como banda?
La banda argentina Silvestre y La Naranja nos invitó a compartir una fecha con ellos en la Usina del Arte, como parte del Ciclo Transformador del Ministerio de Cultura. Fue nuestra primera experiencia en un ciclo cultural en un lugar hermoso de la Boca en Buenos Aires, una tarde de domingo de septiembre, viendo el sol ponerse detrás de la autopista y el público frente a nosotros, junto a una organización impecable y la mejor onda de SyLN. Ha sido probablemente la experiencia mas grata hasta ahora.

¿Sueñas con tocar en Caracas?
Si, totalmente. Todos soñamos con volver y tocar en una Caracas libre, con verdadera paz y oportunidad para todos.

Dentro de tus referencias musicales (y aparte de los ya nombrados Amigos Invisibles), ‘¿que bandas venezolanas te sirven de referencia?
Dermis Tatu, Cunaguaro Soul, La Vida Boheme, Viniloversus, Charliepapa, Todosantos, hay muchas mas pero creo que esas son las que no puedo dejar de mencionar.

¿Qué has visto interesante del actual rock argentino?

Bandalos Chinos, Marilina Bertoldi, Usted Señalemelo, Siberianos, Las Sombras, Perras on the Beach, El Zar, Silvestre y la Naranja por mencionar algunos. Hay muuuchas bandas haciendo cosas muy buenas.

Por último, ¿que viene a corto y mediano plazo para Jauuar?
A corto plazo, un videoclip, shows, y probablemente unas sesiones en vivo. A mediano, nuevas canciones que ya estamos cocinando. De resto, nos dirá el camino. Esto siempre estará vivo dentro de nosotros.


Comparta con sus amigos
  • 31
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    31
    Shares
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Share This