Kinky: Entrevista antes de su nuevo disco

Compartir

Por José Gandour @gandour

Lo dijimos en nuestra reseña del festival Almax, celebrado en diciembre en Bogotá: Kinky es una de las mejores bandas del mundo. No nos da vergüenza decirlo. Es una agrupación que tiene clarísima su imagen, su sonido y su presencia en vivo frente a un público cuyo número ha crecido increíblemente durante los últimos años. Un ejemplo vigente para las nuevas generaciones artísticas del continente. Es una banda que se sostiene con brillo desde su primer disco, publicado a principios de siglo. Originarios de Monterrey, se han trasladado hace un tiempo a vivir a la ciudad de Los Ángeles, sin perder contacto nunca con México y el resto de América Latina. A punto de lanzar su próximo álbum, pudimos conversar con Gil Cerezo, su voz líder, para comentar distintos detalles de su carrera:

 Después de todo este tiempo, más de uno se sorprende con que Kinky haya sobrevivido y mantenga su popularidad entre personas de distintas generaciones. ¿Cuál es el secreto?

Para nosotros la frescura de la música viene de la combinación de muchas fuentes, no nos aferramos a nada y nos permitimos ser un ser cambiante. La música que hacen las nuevas generaciones para nosotros es la más impactante y repercute directamente en la nuestra.

¿Como etiquetarías la música que hace hoy Kinky?

Electronica. Estamos por sacar un nuevo disco, que es la némesis de nuestro último material, Mtv Unplugged, y quisimos reencontranos con las cajas de ritmos, los sintetizadores y la exploración de software y plugins… de ahi parte nuestra búsqueda.

Cuentame del nuevo disco. ¿Con quién lo hicieron y qué tipo de intención sonora tiene?

Compuesto y producido por nosotros en su totalidad. Mezclado por Tony Hoffer. Precisamente es un ensayo a la sonoridad, a las posibilidades de los ritmos electrónicos como House, Trap, Electronica, Disco y obviamente sus encuentros latinizados… Los temas vuelven a tocar todos los puntos posibles desde una perspectiva personal. El amor, la risa, la política, la muerte, los viajes, el sexo, la locura y el humor forman la compilación de las líricas.

¿Que tan lejano te sientes de los primeros momentos de la banda, de su primer disco?

 Los primeros momentos se sienten todavía frescos, los seguimos recordando como parte escencial de nuestro crecimiento. Y la ideología del grupo no ha cambiado tanto. Obviamente estamos parados en una plataforma totalmente distinta y nuestro entorno ha dado un giro de 180 grados. El inicio de la era digital, la electrónica como mainstream, nuestra casa en Los Angeles, la producción en laptop, el tamaño de los conciertos… todos son factores que han influenciado de cierta manera nuestra manera de componer y surfear como banda. Sin embargo seguimos teniendo las mismas inquietudes con las que empezamos. “Se puede sacar a uno del rancho , pero no se puede sacar al rancho de uno”

 ¿Qué tal es la vida en Los Angeles para una banda mexicana?

 Los Angeles nos sirve como base, en realidad nuestro espíritu es nómada y viajamos toda las semanas. Sin embargo es una megabase. La cultura musical, tecnológica y del entretenimiento son imparables y todo pasa por aquí. La convención más grande de instrumentos, los estudios, las producciones de cine y los conciertos son siempre fuentes de trabajo e inspiración… y la vida cotidiana por acá es una combinación de culturas increible donde coquetean lo latino con lo asiático, el wellness con la autodestrucción de las megafiestas, la violencia gangsta con la playa… me encanta esta ciudad y siempre que tocamos por acá nos sentimos queridos como en casa.

 Ustedes, al contrario de muchas agrupaciones latinas, tienen un amplio margen de público anglo. ¿A qué crees que se deba este fenómeno?

 A que siempre mezclamos nuestra mexicanidad, nuestro lado Latino siempre va combinado con nuestra visión “global” de la música.

Hablemos de otras personas, de otros proyectos: Te sorprende algo de la nueva música electrónica latinoamericana?

Hay cosas interesantes en todos los géneros. Hay un movimiento Techno en la Ciudad de México muy vivo: Mijo, Metrika, NSMPSM. El colectivo Naffi, que provoca el encuentro entre la electrónica y reggaeton Y artistas que han sobresalido a nivel Latinoamérica como Nicola Cruz, o lo que hace Astro, Helado Negro y Buscabulla

 Se me olvidó preguntarte: ¿Cómo se va a llamar el nuevo disco?

No tiene nombre aún !!! Estamos en esa pelea ahora mismo jeje…Lanzamos en verano un sencillo llamado Desaparecer, que ya está por ahí en VEVO, el 10 de Feb tenemos otro estreno del sencillo Te Vas.

Última pregunta y no quiero que se le dé un contexto religioso: ¿Este disco sin nombre (aún) los ayudará a seguir por el buen camino?

Para nosotros el buen camino siempre es el “malo” esperemos que este disco moleste a algunos puritanos y guste a mucho pecador⁠⁠⁠⁠.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas