Por José Gandour @gandour Fotos archivo La Zorra Zapata

Es fácil enamorarse de ella. No sólo por su evidente belleza, sino por la tersura de su voz, que pasa de la inocencia a la sutil provocación en pocos microsegundos, con frases conmovedoras como «Es increíble como defendíamos a ciegas los colores, infinitas canciones de amor, para luego negarlo y mirar hacia otro mar». Ella se llama Nuria, y cualquiera podría pensar que, con ese nombre, luce como la tía más religiosa de la casa. Pero a la hora de la música, y de sus demás actividades artísticas y profesionales (es escritora, modelo, pintora e ilustradora) todos la conocen en Perú y sus alrededores como La Zorra Zapata. Lo suyo, si nos complicamos con torpes definiciones periodísticas, es una especie de indie folk pop, con un uso intenso de loops que la misma música controla, atrapando de manera inmediata al oyente que está buscando nuevos sonidos en el cambiante mundillo musical latinoamericano. Apenas tiene oficialmente un solo tema en las plataformas digitales, llamado Increíble, pero hay varias grabaciones rondando por Youtube que advierten claramente su talento y de lo que nos puede traer en futuras ocasiones. Nos conectamos con ella vía whatsapp, y no nos aguantamos las ganas de preguntarle un montón de cosas:

¿De qué se trata la música de La Zorra Zapata?
Se trata de momentos específicos que he vivido. Cosas que siento.

¿Cómo le explicarías a alguien que no ha escuchado tu música a qué suenan esas cosas?
Estoy cantando lo que le digo a mi cuaderno.

¿Tienes un cuaderno permanentemente a tu lado?
Si, un archivo ya extenso de cuadernos.  Las letras de la mayoría de canciones fueron en realidad entradas a mis diarios. Digamos que de ahí saco las letras

Y, ¿de dónde sale la música?
Yo misma me lo pregunto. Trato de mantenerlo simple y apostar por la melodía que me suena, que la canción se vaya armando sola. Apelar al instinto, al impulso.

¿Qué influencias reconoces?
Uff, Infinitas , pero la mecánica del loop me lleva a Juana Molina. Puedo encontrar cantaditas de Thom Yorke, de Warpaint, pero líneas de bajo parecidas a las de Ray Barreto.

¿Etiquetarías tu música en algún género?
Es como un folk pop de lamento (risas). La etiqueto si me dejan inventarme la etiqueta.

A ver, hablemos de la mecánica del loop. ¿Cómo funciona en tu caso? ¿Cuando decidiste usarla en tu música?
Me operaron de la rodilla y tuve que estar un buen tiempo sin poder moverme. Aproveché y me compre un loopstation, un micro, y me puse a hacer loops . Y lo chévere del loop es que te permite crear canciones con muy poco. Cualquier sonido que se filtre en la pedalera se vuelve un patrón rítmico, y con eso ya era suficiente para poder improvisar vocalmente. Entonces me la pasé encerrada dos meses jugando con mi pedal. Y bueno ahora también tiene mucho que ver en mi proceso creativo.

Leo en tu biografía que eres pintora, modelo, escritora… ¿Hay algún punto de encuentro entre todas esas cosas y la música?
Sí , yo soy ese punto de encuentro (risas).  Todo está cruzado y enredado, ese nudo soy yo.

¿Cómo son tus shows en vivo?
Mi máximo ejercicio en un show en vivo es quedarme con la canción y con la música que estoy haciendo .Eso es lo que quiero dar . A veces el público activa mi sentido del juicio y eso me interrumpe a la hora de tocar. Mis shows en vivo son un espectáculo de eso (risas). Y no es que no me interese el público, solo que lo primero para mi es yo estar conectada con lo que estoy haciendo, lo demás se da solo.

Ya lanzaste un tema oficialmente, Increíble, ¿qué viene ahora?
Se viene 3-4 canciones más con material audiovisual y luego lo que queda del disco. Crecer con banda, incorporar más la batería y tocar, tocar, tocar.

Comparta con sus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Shares
Share This