Gracias por compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por José Gandour @gandour. Fotos archivo Las Kellies

La expresión usada para titular el nuevo disco de este dúo de chicas argentinas («Chúpate esta mandarina», en este caso traducido al inglés, Suck this tangerine) es una frase que habitualmente se le tira a alguien para advertirle que debe tragarse sus palabras, que, ante la evidencia, no puede responder con las mismas bobadas. En otras partes del continente latinoamericano se dice «báilame ese trompo en la uña», «chúpate esta» o «cómo te quedó el ojo». En fin, la exclamación es adecuada para darle nombre a un disco divertido que recién publican Las Kellies en las plataformas digitales bajo el sello británico Fire Records, el mismo de Sebadoh, The Lemonheads y Black Lips, entre otros. Suck this tangerine es un compilado de canciones de corte post punk de armado sencillo, con guitarras agudas y afiladas, que van directamente a la semilla del asunto. Apenas suena la primera nota, ya es irremediable la obligación de pararse y sacudir el cuerpo sin descanso. La prestigiosa publicación inglesa NME afirma que Las Kellies «cuentan con lo que es claramente una comprensión enciclopédica de todos los mejores fragmentos del new wave a ambos lados del Atlántico, además de la fortaleza para tirar el libro de reglas por la ventana y, a veces, sonar como ellas mismos». Por cuestiones de la pandemia vigente, se ha suspendido su gira por el Reino Unido programada para estos días. Por esa razón hemos encontrado hemos encontrado a las integrantes de la banda, Ceci y Sil, en sus respectivas casas, en cuarentena, en la provincia de Buenos Aires, disponibles para una charla en trío vía whatsapp:

¿Cómo describirían el sonido actual de Las Kellies?
Sil: Bastante clásico, bailable.
Ceci: Yo creo que es crudo y groovie y con ataque.

Y si les tocara usar una etiqueta para hacer esa descripción, ¿qué epíteto usarían?
Ceci: Killer
Silvia Sharp beat, algo asi sería
Ceci: Oooh! Me gusta ese!

Cuéntenme un poco la historia de la banda, por favor
Sil: Bueno, empezamos en 2005, nos conocimos en un show de un amigo en común. Yo boludeaba con otra amiga con quien queríamos hacer una banda. Ese día que la conocimos a  la incorporamos y ella en seguida peló muchas canciones que teminaron en el primer disco, Shaking dog.
Ceci: Si, ensayabamos en el garage de mis viejos, desarmábamos y armábamos todo el backline para cada ensayo, porque el garage se usaba para el auto, un queme. Los equipos y la bata los dejábamos en el living, y mi vieja no le copaba para nada (son esos livings inmaculados poco vividos).
Sil: (Risas) No me acordaba de que desarmábamos todo para cada ensayo. qué locura.
Ceci: Si, eso era tener muchas ganas.
Sil: Ahora estamos ensayando en el mismo garage, pero tenemos una sala piola armada, ¡y la vieja de Ceci está chocha con que toquemos ahi!
Sil: Y bueno, en el medio pasaron muchas cosas. muchas salas.
Ceci: Si, así que volvimos a los orígenes posta posta.

El primer disco, ¿cómo fue la experiencia de entrar a estudio?
Sil: Una risa la verdad.
Ceci: No sabiamos ni como poner un plug.
Sil: Grabamos todos los instrumentos juntos, que es muy divertido. No me acuerdo de mucho, solo que nos cagábamos de risa.
Ceci: A veces nos olvidábamos los cables. Una vez Jose, una de nuestras primeras bajistas, se olvidó el bajo para un show, imaginate.

¿Cómo las recibió el público en ese momento?
Ceci: Bárbaro, el primer show fue un éxito total.
Sil: Creo que era nuestro mejor momento. Todos nuestros amigos músicos no podían creer lo que estábamos haciendo. Alucinaban. Estuvieron muy divertidos los primeros shows. Nos disfrazábamos y sacábamos una energía muy desfachatada, alegre.

¿Cuándo sintieron que la cosa se puso un poco más seria?
Ceci: Cuando firmamos con Fire quizás.
Sil: Sí, pienso lo mismo. Ahí nos dimos cuenta que teniamos una banda posta, ya no era solo joda.
Ceci: Como que empezamos a querer a tocar mejor y no hacer tanta monería on stage. Aí que le metimos mas ensayo a nuestra vida, especialmente cuando componemos y previo a grabar un disco.

¿Cómo llegó Fire Records a ustedes?
Ceci: Por una booking agent que tuvimos en Francia que se llama Julie Tippex. Ella le habló a Fire y ellos quisieron firmar contrato hasta el dia de hoy (y hasta el próximo disco también).

No es fácil escuchar que un sello británico firme una banda latina, ¿qué creen que vieron en ustedes para tener ese contrato?
Sil: Pasa que nosotras no somos muy latinas (risas). Creo que nuestra música refleja en parte nuestro lugar en el mundo pero tiene mucha tradición atrás de Reino Unido y supongo que ese mix de postpunk y el exotismo argentino les pareció que tenía algo interesante.
Ceci: Creo que gusta que cantemos en inglés y el post punk feeling. Cuando tocamos en Inglaterra, desde el norte hasta el sur nos dicen que se acuerdan de su juventud. Tenemos muchos fans punks de edad madura.

¿En serio?
Sil: Si, cuando tocamos allá se nota que llevamos mucha nostalgia. Siempre están re agradecidos por estar haciendo la música que escuchaban en su juventud. La mantenemos viva.

¿Cómo son sus shows ahora?
Sil: Ahora los shows son menos desfachatados y «divertidos» pero, a nivel musical, son mas demoledores que antes. No somos re virtuosas en nuestros instrumentos pero sabemos sacarles sonido, y que las canciones suenen, digamos.
Ceci: Claro, sabemos cómo hacerlo sonar grande de alguna forma.

Háblenme de este último disco, Suck this Tangerine. Comencemos por el título: ¿Los ingleses si entenderán el sentido de la frase original?
Ceci: No sé, pero a mi me causa mucha gracia.
Sil: Yo investigué un poco hace un tiempo y sí creo que entienden o tienen una frase medio parecida. La idea era sacarle un poco ese fantasma al nombre de un disco. En Argentina es una frase muy común, muy práctica. Mi abuela la re decía.

¿Cómo fue el proceso de producción de este álbum?
Ceci: Empezamos a componer la bata y el bajo a la vez, muchos ensayos, y grabamos los dos instrumentos a la vez. Después volvimos a la sala a componer y ensayar guitarra y percu, fuimos al estudio de Panchi de nuevo y grabamos guitarra y percus.
Sil: Y después compusimos las voces y las grabamos en el estudio de Ceci.
Ceci: Con un micrófono divino que me presto Julito, un grande y después le dimos el material a Ivi que lo mezcló. Así se produjo, sobre la marcha.

A estas alturas, se supone que estarían de gira por Reino Unido. ¿Cómo andan manejando el asunto desde que se dio el tema de la cuarentena?
Sil: Mañana íbamos a tomar el avión, sí, re loco.
Ceci: Uffff un plomo, pero no hay otra y es mejor estar acá que en medio de la locura de allá.
Sil: Yo estoy un poco agradecida de que la situación no nos haya agarrado estando allá, porque veo que los brits no se lo toman en serio como acá. Acá si salís a comprar el pan un policía viene y te dice «por favor apuresé y vuelva a su casa». Pero una gran pena tener que posponerlo.
Ceci: El tema es rearmarlo
Sil: Sí, va a ser complicado. Este era el momento ideal por la salida del disco.

Y, mientras tanto, ¿a qué se dedican?
Ceci: Yo soy fotógrafa, ese es mi trabajo, asi que estuve photoshopeando y entregando unos laburos, ahora espero cobrarlos, cuaccc!. También pinté unos fondos de fotografía y saqué unas fotos re lindas de las cerámicas que hago con una amiga con esos fondos, unos fondos que queria pintar hace mil y no se por qué no lo hacia.
Sil: Yo trabajo desde mi casa, así que mi vida no cambió mucho. Estoy trabajando igual que siempre, solo que nosotras no nos estamos juntando. Todo virtual.

¿Qué van a hacer apenas acabe la cuarentena?
Ceci: Buscar trabajo.
Sil: Ir a ver a mi familia. Re aburrido (risas). Me gustaria ir al cine o algún museo.
Ceci: Podriamos ensayar, pero para eso no hay apuro. Pero veniamos re intenso con los ensayos hasta que decidimos cancelar el tour.
Sil: Veniamos con buen training.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com