Por José Gandour @gandour fotos archivo personal Lolita de Sola

No muchas veces escuchamos este tipo de historias: Ella, chica venezolana, ahora residente en territorio mexicano, se presenta inicialmente en sus comunicados de prensa como psicóloga. Si su relato terminara ahí, seguramente no hubiéramos publicado nada de ella en Zonagirante.com y más bien, quizás, hubiéramos reportado sus comentarios en alguna revista médica o en algún informe de salud mental. Para fortuna nuestra, se dedicó a cantar.  Para meterse de lleno en la profesión,  estudió Diseño de Sonido y Producción Electrónica en el Berklee College of Music en Boston y desde entonces fusiona las dos áreas en su proyecto solista. Lolita de Sola (así se llama), grabó seis canciones de su autoría que produjo José Luis Pardo –DJ Afro, de Los Amigos Invisibles– en Nueva York, lanzando en 2018 su primer trabajo discográfico, se llama Cattleya, recordando uno de los géneros más bellos de orquídeas de nuestro continente. Este compilado de canciones puede ser definido como pop, alimentado de texturas de jazz, bossa nova, trip hop y otros condimentos, dando como resultado una labor atractiva, de sonido sencillo y agradable. Aprovechando su paso por Bogotá, hemos logrado conversar con ella y conocerla más a fondo:

Cuéntame un poco tu historia. Veo que eres psicóloga de profesión pero afortunadamente de dedicaste al canto, ¿Qué te hizo tomar ese rumbo?
Soy psicóloga de profesión porque la verdad cuando empecé a pensar sobre mi futuro laboral no tenía apoyo de mi familia para hacer música. Siempre me dijeron que tuviese un “plan B”, entonces decidí que ese fuese la psicología. Al terminar de estudiar lo único que hacía sentido para mi era perseguir la música, a pesar que ser psicóloga influye muchísimo en todo lo que hago, el por qué hago las cosas, cómo las hago y para qué. De verdad que influye mucho a la hora de escribir. Pero la verdad es que desde niña siempre supe que lo mío era la música, componer, escribir, cantar y producir. Actualmente trato de abarcar todas esas ramas en la música.

Además, ¿quien dijo que ejercer la psicología garantizaba poder tener un futuro estable, ¿no?
Exactamente (risas). Quizás sea uno más tradicional, pero no del todo estable, ya que en verdad es una carrera que requiere de un gran autocuidado emocional para no drenarte con las penas ajenas (aunque, bueno, como que la música también es así), (risas). Quizás nunca estuve destinada a algo estable.

Hablando de inestabilidad, ¿cómo se hace música en el exilio?
Eso es un acto de fe. A los venezolanos nos tocó lanzarnos al vacío y hacia lo desconocido debido a la crisis que vive mi país. Yo elegí México y la verdad es que si he tenido oportunidades y tomo todas las que pueda, teniendo siempre esperanza de que todo este esfuerzo loco me llevará a algún lado.

Hay una fuerte comunidad de músicos venezolanos en el Distrito Federal y alrededores, ¿cómo han sido recibidos?, ¿cómo funcionan como gremio?
Si. De verdad somos muchos. Casi todos los músicos venezolanos decidimos irnos a México. Yo siento que es un gremio unido y que se apoya, aunque no todo sea color de rosa. También he visto cómo muchos con esfuerzo y dedicación han llevado su proyecto adelante. El público mexicano es muy acogedor. Puedo decir que, hasta ahora, en mi corta carrera, ha sido el más acogedor, cantador, seguidor y fan (risas) por así decirlo.

¿A qué suenan tus canciones?
A Lolita De Sola. Jajajajajjajajajajajaja. Qué creída. ¿no?

¿Eso qué significa?
Mis canciones son una extensión de mi. Con lo que he hecho hasta ahora de verdad que he buscado experimentar con música, sacar mis verdades a la luz con las letras e inspirada en artistas increíbles que han llenado mi vida de música. Pero no he buscado parecerme a nadie y quizás ese sea mi gran error o gran acierto, sólo el tiempo lo dirá. Busco ser pop. Pero me influencia mucho la electrónica y el jazz. Soy ecléctica. Y mi estilo es no tener estilo, creo.

Igual, debes tener unos referentes, o al menos artistas que te inspiraron, ¿verdad?
Sin duda alguna. No hubiese hecho nada sin el trabajo de Jorge Drexler, Gustavo Cerati, Natalia Lafourcade, Corinne Bailey Rae, Björk, Cultura Profética, Bonobo y Radiohead. Por nombrar algunos.

¿Qué andás haciendo en Bogotá?
Estoy promocionando mi primer concierto aquí. Es el viernes 16 de agosto en La Roma Records. Será un concierto íntimo y mi primera vez enfrentándome al público colombiano. Tengo miedo (risas).

¿En serio? ¿Qué te han advertido del público local?
Pues la verdad ¡no mucho! No he buscado referencias. Me sorprenderé el viernes a ver que sucede ¿Tú que dices? (risas).

 

 

Comparta con sus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Shares
Share This