Lourdes Liss, dulce oscuridad

Por José Gandour @gandour Foto: Matías Leiva

¿Nos debemos sentir culpables de comenzar a seguir una artista por su impactante belleza? ¿Es posible escuchar con “objetividad” (si, con comillas, para ayudarnos a seguir con la contradicciòn) lo que hace una mujer absolutamente preciosa, sabiendo que estamos esperando desesperadamente que nos guste su música?

Hagamos un ejercicio imposible de sostener: Olviden las fotos de Lourdes Liss, borren de su memoria que ella tiene una presencia fascinante. Hagan de cuenta por un momento que esta artista chilena se ha negado a posar frente a una cámara y escuchen sin ningún tipo de prevención sus canciones contenidas en su álbum Unímides. ¿Ya? Bueno, entonces prepárense para un viaje sónico donde se combina una ternura inesperada en sus intervenciones vocales y un constante ataque de percepciones llenas de reverberaciones y distorsiones instrumentales que pueden llegar a recordarle por instantes ejemplos como The Jesus and Mary Chain, Cocteau Twins, NIN, My Bloody Valentine y otros casos de propuestas elaboradas con fino ruido, con bella aspereza, con seductora oscuridad. Nueve canciones, treinta minutos. Termina el disco y nos damos el permiso de volver a ver sus fotos. Tenemos enfrente una genia que ha sabido jugar durante media hora con nuestros sentimientos. Unímides es un trabajo agresivo, corrosivo, lleno de momentos explosivos, donde la misión de la artista parece ser incomodar al espectador para que no caiga en zonas de confort, para retarlo a subir el volumen y contagiarse de dicha provocación que retumba en nuestros oídos.

Por todo esto nos hemos puesto en la labor de entrevistar a Lourdes Liss: Para conocerla mejor, para saber cómo son sus planes para conquistar al mundo, y quizás para seguir enamorándonos de ella.

¿ A qué suena Lourdes Liss?

Arrojado en su búsqueda sonora, nocturno eclipsado, a chirridos de guitarras a ratos con rabia oscura pero con finales alumbrados hacia el universo. Es espacial y jugado dentro de una simpleza auténtica.

¿Crees que este es el momento adecuado para ser atendida en el mundo con tu música?

Jajaja nunca lo sabré si no lo intento.

¿Qué referencias musicales reconoces en tu obra?

Tiene rock, pop, psicodelia, electrónica, algo de jazz. Bandas referentes tales como My Bloody Valentine, The Verve, The Beatles, Ty Segall, Broadcast.

Es un momento muy especial de la música independiente chilena, ¿cómo te sientes dentro de esa escena? ¿Tu buen ruido encaja en lo que se está haciendo allá?

Me siento algo marginada, no sé dónde puede llegar y a quienes esta música. Y espero que suene, independiente de la moda en Chile o no.

¿Qué te distancia de lo que pasa allá?

Solo es un proceso tan auténtico y obsesivos a ratos que no pensé hacia que escena de la musica en chile pudiese llegar. Solo me encerre en pensar en Unîmides y crear. Ahora comienzo a entender otro proceso cuando se libera.

¿Cómo describirías el proceso de elaboración de Unímides?

Uff,  Caótico. Disco de estudio, de laboratorio casi. Encaprichado con mi búsqueda como música, artista, intérprete. Además es un disco donde estuve en la producción y la mezcla. Aprendí mucho de mi propio trabajo e indagación para llegar a la sonoridad que deseaba.

Siendo así, ¿qué reacción esperas del público el cual pretendes que escuche tu trabajo?

Espero vibren.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas