Por José Gandour @gandour Fotos Archivo Samuel Lizarralde

La música electrónica colombiana está encontrando nuevos matices para salir adelante. Una buena parte del catálogo de sus artistas más destacados ha brillado desde hace unos años con su  experimentación con evidentes muestras de folclor de las costas del país, y, según vamos escuchando, a medida que esta década va terminando, el laboratorio de fusiones es más sutil y, nos atreveríamos a decir, más elegante. Estas nuevas generaciones musicales están logrando espacios de mayor reconocimiento entre la crítica especializada y gozando de la aceptación de un público que busca un desarrollo más experimental y de texturas más glamourosas en su presentación. Muestras fehacientes de ello son Moügli y Böjo. En el primer caso (Moügli), es el trabajo en conjunto de Juan Pablo Delgado y Samuel Lizarralde, con fuerte presencia en los medios alternativos locales y con una interesante proyección internacional. Böjo es el proyecto individual de Lizarralde, que ha ido agarrando vuelo y notoriedad, más a partir de la publicación de un remix que realizó con el tema Solari Yacumenza, de la agrupación argentina/uruguaya Bajofondo. Dicho evento nos ha dado la oportunidad de conversar con Lizarralde, sobre su trabajo y lo que viene:

Cuéntame de manera resumida cuál es tu historia musical.
Resumirlo es difícil, pero creo que todo comienza en mi infancia. Mi padre es un melomano impresionante y de gustos muy poco comunes y más bien amplios.. Crecí escuchando desde Pink Floyd a Brahms, pasando por Julio Jaramillo y otros. Decido estudiar música y creo que podría decirse que probé que no era del todo malo cuando en el 2013, sin haberme graduado logré hace el cabezote para una serie de Caracol y Warner Channel llamada Mentiras perfectas, donde cantó Manuel Medrano. Empecé desde ese entonces a hacer mucha música para televisión y cine. El cine siempre ha sido mi gran pasión si dejamos al lado la música. Conseguí una beca en USA y fui a estudiar producción musical. Al volver fundé Móügli junto a Juan Pablo Delgado, como una excusa para explorar y enamorarme del país donde nací y que tanto ha dado por mi. Y ahora nace Böjo. En verdad lleva en gestación muchos años, pero ahora tengo las ganas y la necesidad de mostrar al mundo un lado de mi que no habia explorado. Un lado más personal.

¿Qué te permite hacer Böjo que no logras hacer en Moügli?
Romper esquemas, enloquecerme musical y conceptualmente. Siempre he sido un poco rebelde en mi forma de ver la música y el mundo y con Moügli, por varios motivos, esa rebeldia estaba un poco frenada. Böjo se trata de ser quien eres sin miedo alguno. Sin pensar en qué dirán. Es algo que se irá viendo a lo largo de los proximos meses con el proyecto. Creo que como todos, uno empieza a liberarse de esos paradigmas poco a poco, asi que, como cualquier persona, Böjo irá mostrando esos rasgos cada vez con mas fuerza.

¿Cómo describías, en términos musicales, cada proyecto?
En terminos breves, Moügli es ternura y magia, es un realismo mágico y pintoresco, simétrico. Böjo es oscuro pero inspirador, es un llamado a ser libre y entender que la unica fuente de amor e inspiracion que necesitas eres tú mismo.

Lo que dices parece ser la lucha creativa de dos demonios, por decirlo de algún modo
Podria decirse que si, Moügli se alimenta del mundo y de los sentidos, de lo que percibimos, esa es su razón de ser. Es un homenaje a la naturaleza, a las culturas a lo que nos rodea. Böjo es todo lo opuesto. Es un homenaje a quien eres como persona. Se alimenta de lo interno, busca que cada persona pierda el miedo a ser quien quiera ser. A veces es más fácil apreciar el mundo que apreciarte a tí mismo. A veces la rebeldia hacia el mundo nace de un aceptacion totalitaria de quienes somos.

Sobre la remezcla que haces del tema de Bajofondo, tengo varias preguntas. La primera, quizás la más obvia, es, ¿cómo los contactaste y por qué creen que aceptaron?
Es un tema interesante, aunque parezca banal, es bastante mágico. A la fecha no entiendo cómo aceptaron o por qué les pareció atractivo. Es el primer remix de su nueva etapa y sé que la cantidad de personas interesadas era muy grande. Creo que hay un momento donde uno se debe dejar llevar por los presentimientos o por la intuición. Y por algun motivo sentí que tenía que hacer algo con ellos. Les escribí por instagram y respondieron al instante.
Es de esos momentos donde le preguntas al mundo si estás haciendo lo correcto, y de alguna manera extraña te responde. Creo que todos tenemos la capacidad de cambiar nuestra realidad y de darle forma, de entender que nuestros deseos y emociones a veces son más fuertes de lo que creemos y que cuando los escuchamos las cosas simplemente se dan, como si fuera magia.

¿Cómo se asume la remezcla de un tema que originalmente no te pertenece?
Creo que se resume en dos cosas: entender y tratar de sentir lo que el artista original sentia al momento de hacerlo. Y, lo más importante, es volverlo tuyo, hacer que te pertenezca, porque solo así podrás darle un toque nuevo, fresco y distinto. Después queda esperar que al artista original le guste lo que tu hiciste, pero se trata de ser sincero y darle al track lo que tu en tu esencia le puedes aportar. Es como si te ponen a cuidar al niño de alguien más y tu quieres aportarle algo. Entre más honesto y sincero sea ese aporte, más le va a quedar.

¿Cómo fué la respuesta de ellos al resultado final?
Muy positiva, lo aprobaron al instante, me pidieron que le subiera un poco a la voz de Gustavo (Santaolalla) que habla en un momento sobre la música y la electrónica, fue lo único. De resto les gustó muchisimo.

¿Qué planes vienen a partir de ahora para Böjo?
Queria sacar estas tres canciones, dos colaboraciones y un remix para dar una pequeña prueba de lo que va a ser Böjo. Un pequeño esbozo de lo que viene. De aquí en adelante las cosas van a ser un poco más contundentes, Es un proceso el encontrarse y el salir a la calle con una sonrisa solo por saber quién eres y amar eso. Estas canciones que salieron son esa chispa que te hace reaccionar y te llama a un cambio. Lo que viene es ese cambio.
Mucho más radical y contundente. A lo largo de mi carrera, he aplazado la salida de un disco por bastante tiempo, por miedo a que no sea el momento correcto, por saber que hoy en dia un álbum es casi un suicidio mediatico. Pues eso viene, un album entero y sin miedo.

¿Hay un formato de presentación en vivo de Böjo?
Si, saldrá con el álbum. Es un formato que aún estoy explorando, pero que sin duda alguna va a ser muy distinto a todo lo que he hecho hasta el momento. Quiero unir mi pasión por el cine, la música orquestal y la electrónica en un escenario. Por ahora estoy experimentando. Hoy me presento en el Teatro Julio Mario Santodomingo junto a la Orquesta Filarmonica, en un cineconcierto donde Böjo tuvo un pequeño espacio. Sigue siendo parte de este proceso de búsqueda y aceptación que pronto dará sus resultados finales.

Para terminar, ¿cómo se combinarán las actividades de Böjo y Moügli?
Son dos proyectos muy distintos que pueden coexistir sin problema alguno. Moügli continúa con su camino y Böjo empezará el suyo.

Comparta con sus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Shares
Share This