5 discos que hicieron de 2015 un año mejor

Compartir

5discosPor José Gandour @gandour

Por suerte 2015 ha sido un año interesante para la música en el continente latinoamericano. Por suerte cada amigo de la casa se ha acercado a comentarnos que han escuchado álbumes que los han afectado, sorprendido, golpeado y destrozado de la mejor manera posible. No sabríamos calcular la cantidad de buenos discos publicados este año, pero la cifra es grande. Algunos dirán que no han tenido para escucharlos y se han limitado a seguir las recomendaciones de los grandes medios que, perezosos, solo señalan aquellos trabajos precedidos por el gran bombo promocional y la gestión de sus managers, que a veces logran lo que sus representados no han conseguido plasmar en estudio. Igual, siempre hay tiempo para rectificar el camino y disfrutar de la buena música.

Elaborar un listado de los 5 discos que hicieron de este año un período de vida mejor es una labor sanamente subjetiva, donde hemos preferido no dejarnos influir por números de ventas o referencias de críticos grandilocuentes. Eso si, nos gustaría, y si pudíeramos presionaríamos hasta el cansancio, que estos trabajos (y muchos otros más) tuvieran más vitrina en los grandes escaparates y mayor rotación en las radios más importantes. Nosotros siempre hemos abogado y soñado con que la buena música le pertenezca a todos. Los artistas que aquí reseñamos merecen ser vistos y oídos por el público latinoamericano, ojalá nombrarlos por estos lados y hablar de su buena música pueda ayudarlos de algún modo. Por el momento diviértanse (ojalá) escuchando lo que publicaron en estos 12 meses.

Tan frío el verano: Otoño.

Comencemos con el material más experimental, el más bizarro en sus texturas. Este colectivo audiovisual venezolano, residente actualmente en Buenos Aires, se había dado a conocer con un trabajo más amable, más tranquilo, llamado, con razón, Primavera. Su segundo álbum, Otoño, absorve oscuridad y se relaciona con sonidos mucho más agresivos, se mezcla con los materiales auditivos más ácidos y hace del ruido más agresivo su animal domesticado. En medio de capas de punzadas de corte industrial logran un fantástico trabajo que en su rudeza emociona y en su complejidad arropa al oyente y le advierte de que material está realmente hecho este mundo. Pesimismo inteligente y con válidos argumentos. Belleza hecha con el mejor plomo.

The Suicide BitchesSemenation

Imagine un niño que ha crecido fortalecido por lo mejor del punk. Ha llegado el momento de enfrentarlo al mundo de forma más seria. El niño ya quiere ser adulto y tiene ganas de morder a su audiencia. Es el momento de alimentarlo con una urdimbre más pesada, con la sustancia más densa del rock. Semenation, de los chilenos The Suicide Bitches, tiene el equilibrio perfecto entre The Buzzcocks y Black Sabbath, en el motor de un camión 2015, dispuesto a arrasar todo lo que tenga por delante. Canciones ásperas, alegres, rudas y emocionantes, de principio a fin.

normA – Siguiente

Pasaron varios años para que esta agrupación de La Plata, Argentina, regresaran a estudio y se concentraran en sacar el mejor material posible. Después de algunas peleas, cruce de intereses profesionales y otros inconvenientes que no vienen a cuento, normA hizo lo que tenía que hacer y volvió a romper el listón. Siguiente es la exposición del punk más inteligente que tenemos a nuestra disposición. Temas en su mayoría que no llegan a los tres minutos pero donde se condensa toda la sabiduria y el placer del rock´n´roll de nuestros tiempos. ¿Quién dijo que para conseguir la gloria había que contruir eternas sinfonías?

Le ButcherettesA raw youth

Lo dijimos en una reseña anterior: Teri Gender Bender, líder de la banda mexicana Le Butcherettes, tiene toda la rabia y el amor del mundo en su menudo cuerpo, y eso se nota en sus composiciones. A raw youth es un disco que es inteligente en su ajuste de sonidos de la década de los setenta, con un acomodación adecuada y certera a los tiempos modernos. Hay riesgo en la mezcla, en la experimentación de la presentación de las voces, en la inclusión de teclados poco convencionales, en la búsqueda de una rudeza que incomoda pero satisface. En las letras de Teri hay ganas de alentar al combate, de sacudir el sistema, de romper el molde que ahoga. Es un disco inspirador, emocionante, hecho sin concesiones. Dato adicional: Participan como invitados John Frusciante e Iggy Pop. No pida más.

Oh´laville Anaranjado

Esta banda colombiana hizo una feliz transición que le permitió pasar de su original sonido acústico a construir, en su segundo álbum, una propuesta eléctrica de sonido consolidado sin perder la sensación de intimidad en cada una de sus canciones. En sus intenciones compositivas hay una ternura que arrasa, que subyuga, que no pierde la potencia ni se amilana. Anaranjado es un disco que seduce porque contiene dulce de miel en su cubierta y en su interior ácida pócima que conquista. Oh´laville ha logrado un veneno perfecto.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas