Colornoise: Poderosas máquinas femeninas del rock

Compartir

colornoise2Por José Gandour @gandour

Cada verdadero corazón rockero se alegra y celebra cuando una buena banda femenina se toma el poder, derrumbando una vez más las barreras del prejuicio y comprobando que ellas también pueden hacer temblar la tierra con su música. Se agradece cada ocasión en la cual, a punta de canciones arrasadoras,  se abofetea ese estúpido negación a reconocer la fuerza del aliento femenino arengando a las masas. Y además nos emociona cuando esto sucede en los espacios menos esperados.

Lo hemos dicho en ocasiones anteriores, pero lo reiteramos: Costa Rica, esa pequeña república centroamericana de menos de cinco millones de habitantes, tiene mucho que decir en la actual escena musical  latinoamericana y trae consigo sorprendentes propuestas sonoras que llaman la atención de inmediato. Una de ellas, claramente, es Colornoise.

Esta banda comenzó siendo un dúo (Sonya Carmona (voz líder y guitarrra) y Alison Alvarado (Batería y coros), pero a partir del año pasado que incluyó en sus filas a Mari Navarro (teclados, guitarra) halló su formato actual. Colornoise ha venido dando la guerra desde hace cinco años con sus canciones de fascinante poder ruidoso, que por momentos nos recuerdan los momentos más ácidos de Pj Harvey y la actitud de de Joan Jett. Su trabajo ha sido referenciado en algunos de los medios alternativos más destacados del planeta y hasta una de sus grabaciones, Amalieha sido referenciada como una de las mejores canciones del 2015 según NPR Music.

En esta ocasión, Colornoise nos trae She was machine, una producción de sonido grueso, de letra descomplicada y con capacidad de arrastrar al oyente contra la pared para hacerle temblar las tripas durante escasos pero gratificantes dos minutos y nueve segundos. La descripción más corta que podemos hacer es que esta grabación es poderosa y sin paliativos.

Colornoise no es una flor de un día. Una vez más nos confirma que lo suyo es una realidad que tendrá mucho que decir y cantar por muchos años, por el bien del rock del continente y para descuido de las vetustas arbitrariedades del género musical.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas