Por José Gandour @gandour Fotos Florencia Petra

Dos años después de lanzar La Síntesis O’Konor, uno de los mejores discos de la presente década en América Latina, la banda argentina El Mató a un Policía Motorizado exhibe, como regalo de navidad y verano austral, canciones inéditas, lados B y versiones especiales de aquella grabación realizada en los texanos estudios de  Sonic Ranch, esta vez presentados en paquete bajo él titulo de La Otra Dimensión. La verdad, luego de escucharlo con verdadera curiosidad y emoción, nos alegra que la agrupación platense haya sacado del baúl de los secretos y revelado estas joyas ocultas al público, porque en ellas todavía se conserva una bella esencia de su trabajo anterior, que da pie a esperar con ansias lo que podrá ser su próximo álbum, a publicarse en 2021.

Durante treinta y cinco minutos volvemos a la honesta ternura de la voz de Santiago Motorizado, volvemos a esos textos que hablan con profundo y humilde esplendor de  asuntos tan impactantemente cotidianos como el amor, la amistad, los miedos, la familia. Seguimos teniendo al frente a gente normal, que no se disfraza para convencernos que sienten lo mismo que todos sentimos al menos una vez en la vida, y que, a pesar de ser tan ordinarios como nosotros, lo saben expresar de una manera espléndida, arrolladora, conmovedora. ¿Cuántas veces, después de escuchar cientos de veces El Tesoro (aquí en versión acústica), no hemos querido decirle, con el vocablo quebrado,  a la persona que queremos, frases como

Perdón si estoy de nuevo acá
Pensé que habías preguntado por mí
Me gusta estar de nuevo acá
Aunque no hayas preguntado por mí
Voy a quedarme un poco acá
Cuidarte siempre a vos en la derrota
Hasta el final, el final.

No sé ustedes, pero yo siento que pocas tonadas contemporáneas tienen este perfecto temblor para describir un enamoramiento devastador.  Y pensar que te lo dice un chico normal de la ciudad de La Plata, que no luce precisamente como Luis Miguel ni como Chris Isaak, sino como cualquiera de los que los escuchamos cada día. Lo corriente no nos aleja, ni mucho menos, de lo precioso. 

El Mató ha tenido la trascendental virtud de haber rescatado, desde el lado independiente de la industria, la confianza y el interés del público latinoamericano en el rock argentino, sin la pesada parafernalia del pasado. Y si, no vamos a decir que La Otra Dimensión es una obra maestra (al fin y al cabo son grabaciones descartadas del álbum anterior), pero, después de escuchar piezas como La casa fantasmal, El Perro y Buscando más allá, no dudamos que si se hubieran dado a conocer hace dos años, las hubiéramos adorado igual a las demás canciones de La Síntesis O’Konor.

 

Comparta con sus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

Pin It on Pinterest

Shares
Share This