Gas Lab: Oda a las estaciones

Compartir

gaslabseasonPor Catalina Santos @miahush

Lo más poderoso de la música es que es infinita, como una huella en el aire que atraviesa el tiempo y el espacio, la más fiel evidencia de nuestra repercusión energética en la existencia: aunque el músico muera su esencia prevalece en ondas de sonido para la eternidad. Con razón la llaman el lenguaje del alma; trascendentes vibraciones que más que pensamientos activan sinapsis de memorias sensoriales que nos llevan a tener una experiencia en cada una de nuestras terminaciones nerviosas. Esta es una particularidad que experimento especialmente con la música instrumental, ese placer de entregarse a escuchar las texturas, los colores, la temperatura, todo el proceso de compenetración entre el cerebro y los sonidos, sin nombrarlos, sólo siendo testigo, y en esa medida partícipe a la vez, de una manifestación subjetiva a la razón. Creo que es de las experiencias más liberadoras para la mente y para el espíritu, como una deliciosa meditación melódica.

Ahora en Sur América, por ejemplo, están surgiendo nuevos sonidos exponencialmente, y en esta ocasión he tenido la suerte de encontrarme con los “soulful jazzy beats” del multi-instrumentista y productor argentino Gas-Lab, quien hace unos días lanzó su más reciente álbum titulado Seasons. Con más de 11 años y 9 discos de trayectoria, Gas-Lab da la bienvenida al 2016 con una exquisita “compilación de beats” – como él la llama – que con claridad se asemeja a un viaje por distintas estaciones que fluye con toda tranquilidad a lo largo de 12 tracks cargados de buena energía y mucho groove. Juega hábilmente entre una amplio abanico de ritmos desde el funk, al bossa nova, al jazzy hip-hop. Imágenes mentales como estar caminando una noche de verano por las calles de Ipanema con Summer Breeze de soundtrack, y sensaciones físicas logradas por medio de bajos eléctricos, profundos y contundentes, sintetizadores con cremosas cualidades sonoras cercanas a las de un Rhodes, vientos, guitarras, samples de crackles, voces y beats creados a partir de una instrumentación estable, la cual genera una especie de hilo conductor a lo largo del viaje, consiguiendo que aún cuando inspirado en el invierno, su sonido sea como un abrazo cálido que transmite confianza, plenitud y gozo.

Cada track, a pesar de tener estructuras definidas, es abundante en espacialidad y riqueza musical, con finos motivos melódicos, y como es característico en el jazz, momentos para la improvisación. Seasons cuenta con la participación especial de los músicos: Marcelo Gallo, Héctor Mario y Sol Liebskind (Trompeta, flauta y voz respectivamente). Los animo sinceramente a que escuchen y compartan este elegante, estimulante y bonito trabajo de Gas-Lab.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas