Tsh Sudaca: Métase en la película

Compartir

Por José Gandour @gandour

De vez en cuando llega un disco que cambia el esquema de juego. Un compilado de canciones que sabe impresionar desde su primera escucha, porque se nota que hay una estructura sólida y buen gusto a su alrededor. Es material que se agradece porque contiene música inteligente, letras coherentes, cuestionamiento astuto al sistema y crítica aguda que supera la queja grosera y el insulto barato. Aquí celebra la exquisitez sonora, el deleite experimental, la actitud rebelde y honesta y el buen humor. Que bueno encontrar un disco como Equilátero, del artista colombiano Tsh Sudaca, que nos hace recuperar la confianza que podemos depositar en el hip hop actual, ya que huye de la obviedad del género y nos propone nuevos rumbos.

Equilátero puede pasar por ser la banda sonora de una película que nace en la cabeza de Jhohan Cifuentes, el creador de este proyecto que, con la ayuda de Camilo Zúñiga, productor bogotano (la mitad instrumental del reconocido dúo Zyderal), saca adelante un álbum que, después de escucharlo varias veces, sólo podemos calificar de impresionante, de revolucionario, de delicioso y destructivo hasta desmoronar algunas nocivas estructuras. Equilatero es la narración íntima de alguien que, acudiendo al uso de samplers delicados y una ambientación musical que trae referencias jazzísticas de buenos tiempos, relaciona sus inquietudes personales con los hechos que lo rodean en una ciudad como Bogotá donde la violencia cotidiana se combina con la belleza inesperada de las calles. Equilátero es una película que podemos imaginar mientras escuchamos el recorrido musical (no sobra la recomendación del uso de los audífonos para meterse a fondo en el escenario planteado), con momentos cúspides en canciones como Río (con la colaboración de Mós, una de las nuevas sensaciones de la escena musical local), Say what y Mecca (con la participación de N. Hardem). Eso si, escuche el album de principio a fin, hágalo inicialmente en orden, saque de su paso toda actividad que le impida disfrutar con atención todo lo que contiene. No se distraiga con bobadas, este trabajo merece ser oído sin excusas. Se lo digo en serio.

A usted le podrá sonar exagerado, pero la primera producción discográfica de Tsh Sudaca merece ser calificada de magistral, y quizás esté entre los poquísimos álbumes que merecerán, al final de este año, ser calificados como los mejores de 2017. Seguro.

 

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas