Una amalgama llamada Brina Quoya

Por Daniel Casas C. @danielcasasc Foto de Valeria Castro @valeriasain

Una de las acciones implícitas de la música es la creación de atmósferas, unas plácidas otras caóticas, que se dan según la intención, la intensidad y el rigor instrumental. El EP debut de la bogotana Brina Quoya es una referencia clara a un ambiente de interesantes pasajes instrumentales, cadenciosos en la mayoría de sus momentos, arriesgados, por momentos atrevidos, en una fusión de elementos que van del trip hop al jazz, al soul, a la electrónica. Osado resulta decir que es una especie de mezcolanza criolla entre Gustavo Cerati – versión Bocanada, Erykha Badu, algo de Sade, un poquito de Portishead y mucho de la propia Brina Quoya.

Lo Que Ves No Soy Yo, canción bandera de esta producción, conjuga rápidos arpegios en teclados, con guitarras complejas, a veces seudo-folclóricas, un bajo que le da cadencia y una melodía sinuosa que luego se vuelve apasionada, vertiginosa. Una aventura sonora refugiada un poco en sonidos de los años noventa, pero que funciona a la perfección. Quédate cautiva con su cadencia, con la sutileza de su instrumentación. Teclados, guitarras, adornos, efectos y ambientes de percusiones espaciadas que dejan respirar la voz, nuevamente en una atractiva melodía.

Brina Quoya habita ese espacio singular que dejó el trip hop de los noventa, con su amplia oferta de oportunidades sonoras. Erial (Canción para Quemar) es una canción intensa que lentamente hace complejo su engranaje musical, con repetidas descargas en un mundo intenso de sicodelia. Algo similar sucede con It’s Not Your Time que abre con un riff de guitarra soportando la voz, voz que por cierto a veces también evoca a Amy Winehouse, y que igual se alimenta de distintos ambientes que contrastan unos con otros. Finalmente el cierre con Seek The Feel, canción que a su manera condensa todo lo que se ha escuchado en las anteriores.

Amena propuesta la de Brina Quoya. Bien es cierto que se recuesta en matices similares a propuestas latinas que bajo la influencia del trip hop escuchamos a finales de los noventa, y que para nuestra sorpresa aquí demuestra que aún tiene vigencia.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas