Dixie Goat: Un respiro de humo fresco

Compartir

dixiegoatPor Rodrigo Ricardo @hhdrums

El rock latinoamericano que ha surgido en estos tiempos se ha caracterizado por seguir un camino indie alternativo, acorde con las tendencias que desde el norte nos muestra la industria y con los gustos que han adquirido las generaciones consumidoras emergentes. Ello no significa que sea lo único que se haga, pero sí es la tendencia que predomina. Sin embargo, hay destellos a lo largo y ancho del continente, lo cual se deja ver en bandas que se atreven a continuar desmadrándose de energía, dándonos razones para demoler nuestras casas a punta de saltos.

Uno de estos casos lo he encontrado con Dixie Goat, banda chilena compuesta por J.P. en la batería, K.F. en el bajo y Nikk en tareas vocales y de guitarra, quienes con su EP Even Demons Have Demons dan una muestra de que el hard rock sigue vivo y rompiéndola con toda la fuerza.

Este trabajo auto producido es una perfecta muestra del sonido sureño estadounidense que desde hace años se ha posicionado dentro de la escena rockera mundial con bandas como Every Time I Die, Down, Corrosion of Conformity, entre otras, y que tiene influencias confluyentes de hardcore, rock and roll y sludge metal, concluyendo en un sonido bastante familiar e igualmente bueno. Guitarras afinadas en tonos bajos, distorsiones rasgadas y un continuo martillar de la batería son los sonidos preponderantes en las cuatro canciones que nos presentan estos muchachos que transpiran actitud en su interpretación, lo cual nos da a los hardrockeros esperanzas y un dolor de cuello ni el verraco de tanto cabecear. Son pesados, son densos y son muy buenos.

No hay mucho por decir, en realidad. Su música cruda, visceral y pastosa es un muy buen ejemplo de que se puede hacer muy buena música sin necesidad de tantos efectos en la producción y sin pretensiones de virtuosidad. Es un trabajo sencillo, natural, orgánico, lo que se va a escuchar cuando se den la oportunidad con Dixie Goat y van a seguir escuchando hasta que se cansen de brincar o hasta que un accidente les ocurra en la nuca… Y, aun así, este estruendo maravilloso seguirá retumbando en sus oídos, despertando ganas de tomar cantidades alarmantes de Jack Daniels y de fumarse todos los Marlboros que se encuentren a su paso. “Un respiro de humo fresco”, diría Corey Taylor.

Aplausos para Dixie Goat y su EP Even Demons Have Demons. Espero poder disfrutar más de su música y tener la oportunidad de verlos en vivo en alguna ocasión porque deben ser un espectáculo de buen rock, a la vieja usanza.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas