A la conquista del mundo con Lucille Dupin y su ukelele

Compartir

lucilledupainPor José Gandour @gandour

Cuando consultamos la historia del ukelele, esa pequeña guitarrita  con origen en las paradisiacas islas del Oceano Pacífico, nadie podría pensar que un siglo y medio después de su invención, este instrumento, que para muchos luce como un juguete, haya logrado conquistar los ambientes íntimos de vanguardia musical. Podemos estar seguros que pocos imaginaron  cómo muchas chicas en pleno siglo XXI, en medio del bombardeo tecnológico de todos los días, adoptarían este instrumento como arma de lucha en diversos escenarios.

No podemos negar el afecto que inspira una bella mujer presentando sus nuevas canciones con su pequeño escudo de cuatro cuerdas. Está claro que cuando tenemos esa imagen frente a nosotros sabemos que debemos hacer silencio y escuchar y dejarse sensibilizar ante la situación. Ese mismo proceso se repite con la colombiana Lucille Dupin, quien, después de presentarse en diversos escenarios alrededor de su país, por fin publica su primera canción Deshoras.

Este tema, de corte sencillo y descomplicado, parece estar hecha para atardeceres descongestionados, simplemente mirando edificios silenciosos desde la ventana, no importando el caos que ocurre a nuestros pies. Lo hecho por Lucille Dupin es usar la ternura como arma de seducción y descontaminación frente a la toxicidad cotidiana. Deshoras es un bonito canto de relajación mientras viene la siguiente oleada de ruido, es un descanso merecido mientras volvemos a la batalla.

A partir de aquí, Lucille Dupin promete seguir tirando balas de delicadeza teniendo su ukelele como blasón de combate. Deshoras es solo un aviso de lo que se viene en su intento de conquista del planeta. No hay que perderla de vista, definitivamente. 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas