La locura análoga del mestizaje viene de Burdeos

Compartir

sheriffPor José Gandour @gandour

Se llaman Sheriff Mouloud y el Zorro Loco y su historia parece la primera línea de un chiste clásico: Un guitarrista y dj franco/marroquí se cruza con un baterista de La Plata, Argentina en las ciudades de Poitiers y Burdeos y deciden juntos hacer una mezcla de punk, garage rock, blues y algún elemento gitano perdido entre las notas, para luego cruzar la frontera y llegar a Bilbao a grabar en una vieja máquina análoga Otari MX-70, y a partir de ahí, envueltos en vestimentas extrañas, tratar de conquistar el mundo. Podría ser el argumento de un capítulo extraviado de Pinky y Cerebro, pero no, lo que narraremos a continuación sucedió y sigue sucediendo. Lo puede comprobar en su equipo de sonido ya mismo.

Mehdi Cheriff (a.k.a. “Sheriff Mouloud”) y Marcelo Pilegi (a.k.a. Zorro Loco), después de 3 años de ensayos y varias presentaciones por el sur de Francia, han decidido atacar al planeta con 12 canciones grabadas en el estudio de Martín Guevara, voz y guitarra de Cápsula. El resultado es, antes que nada, muy divertido. Es una montaña rusa donde se pasa fácilmente de música para romperse el cuerpo en el más feroz de los pogos a una tierna y distorsionada balada blusera, para luego volver a subir la temperatura y recordar la rabia adolescente de todos los tiempos, la que nos trajo desde siempre el verdadero rubor del rock and roll. El sonido es crudo, sin edulcorantes, aspero, natural. Los temas combinan inglés, francés y castellano sin ninguna vergüenza, y a veces se pierden las letras en la audición, pero eso no importa: El zafarrancho salta constantemente encima nuestro y lo único que podemos hacer para sobrevivir es unirnos a la parranda sin ningún remedio.

Gran sorpresa nos llega desde más alla de los mares. A buena hora arriba a nuestros oídos para disfrutarlo.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas