Los Rabanes, eternos fiesteros

rabanesPor José Gandour @gandour

No siempre tendremos dentro de los más interesantes artistas latinos discursos elaborados que parecen tomados de las mejores líneas de Shakespeare o Jorge Luis Borges. Algunos alcanzarán a creernos idiotas y nos dirán que sus letras están inspiradas en los poemas de Neruda cuando lo suyo es siempre una invitación monótona a mover el culo de distintas maneras, no importando si afuera se siente la cercanía del fin del mundo, ya sea por el calentamiento global o por simpáticos yihadistas. Otros, que saben que con su buen quehacer rumbero y su impatía a toda prueba, no nos tratan de vender algo diferente a una fiesta con música sabrosa hasta el amanecer y, si es posible, con buena compañía.

La agrupación panameña Los Rabanes lleván más de veinte años de éxitos y han sobrevivido porque su parranda está bien montada y logra con el paso del tiempo establecer nuevos retratos musicales de la celebración para cada ocasión. Además, cosa importante, tienen buen humor.

Su nuevo tema, Miami Swing, hecho en compañía de J Ruiz & Japanese, es divertido en su burla al cliché que prevalece sobre la ciudad norteamericana. Hablan de Pitbull, Don Francisco, El Chapo y un montón de “símbolos” de la cultura farandulera y noticiera latina, mientras marcan el paso para cualquier pista de baile y rompen sus propias fronteras por enésima vez. Los Rabanes ya está, después de todo este tiempo, por encima del bien y del mal, sin comerle cuento al que dirán y más bien riéndose de cualquiera que pase a su lado vendiendo humo y cantaleta. Lo suyo es el cachondeo, así que no los jodamos más.

 

Compartir
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas