Gracias por compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por equipo de Zonagirante.com @zonagirante

Y la verdad es que Spinetta se nos fue demasiado pronto. Hoy apenas hubiera cumplido siete décadas de vida y seguramente, si lo tuviéramos aún entre nosotros, lo veríamos con su mejor sonrisa celebrando con los suyos, con los cientos de miles, millones que no terminarán nunca de venerarlo. En todos estos días nos hubiera sorprendido con varios experimentos sonoros hechos con ese espíritu aventurero y honesto que siempre lo representaba. Quizás hubiera conocido a jóvenes como Wos o Nicki Nicole y le hubiera dado por inventarse algún rollo con música urbana (¿demasiado atrevido imaginar semejante supuesto?). Muy posiblemente se hubiera emocionado con canciones como El Tesoro, de El mató, Qué no, de Barbi Recanati o Jugo, de Los Espíritus y hubiera dicho algo al respecto en cualquiera de sus preciosas entrevistas a las que nos tenía acostumbrado. La tristeza nos hace murmurar con dolor, ante su ausencia, aunque estemos convencidos que él, por encima de la mayoría de los humanos, se convirtió en polvo de estrellas, que la muerte nunca fue bella, y menos enfrentando a este ser tan especial.

Algo hemos podido comprobar desde hace un buen tiempo: las canciones de Luis Alberto Spinetta crecen a la hora de ser interpretadas por mujeres. No importando de qué época de su vida provengan, ya sea de su etapa con Almendra, Spinetta Jade, Invisible o Pescado Rabioso, sus temas estaban construidos con una sensibilidad de cercanía femenina. Por ello no nos extraña que, al escuchar las voces femeninas procedentes de Argentina, Colombia y Uruguay con las que hemos construido esta playlist de homenaje en su cumpleaños, no importando si se hace en tono tanguero, folclórico o pop, todo fluye de brillante forma. De paso, las tonadas de Spinetta de este listado nos sirven para acordarnos de dos grandes artistas que también se fueron antes de tiempo: Maria Gabriela Epumer y Mercedes Sosa. Escucharlas de nuevo es sentirlas a nuestro lado, al menos por unos minutos. Esto también nos sirve para hacer un tributo en su memoria.

En fin, muchas gracias por todo, Flaco. Nos quedan, por fortuna, tus buenas palabras:

«Todas las hojas son del viento
Ya que él las mueve hasta en la muerte
Todas las hojas son del viento
Menos la luz del Sol
Menos la luz del Sol»

 

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com