Set Latino: Nico Rojo

Por Nico Rojo @NicoRojoOficial

Nota del editor: Algunos de nuestros amigos músicos chilenos nos advirtieron de su talento. Se llama Nico Rojo, y luego de diversos proyectos en Norte América y Europa, regresa a su país para presentar el primero sencillo de su disco solista Movimiento Americano. Estrena en Zonagirante.com su canción Huyendo de la religión, y aprovecha, de paso, para contarnos cuáles son sus temas favoritos en la historia de la música latinoamericana.

Huyendo de la ReligiónNico Rojo (Chile). Saltándome el protocolo y los buenos modales, parto presentándoles el primer sencillo de mi disco solista, Movimiento Americano. Huyendo de la religión es una canción que me gusta tanto escuchar como tocar (no siempre coinciden esas dos cosas en un tema!). Es de esas canciones que me cuesta imaginar a otro colega tocándola o componiéndola. No porque la considere una obra maestra, sino porque desarrolla cierto lenguaje y sonido que siento propio. A menudo compongo canciones que me dan ganas de regalar porque no me parecen propias, pero con esta canción me siento en sintonía. La siento propia, aun cuando habla de realidades sociales que exceden mi experiencia personal. Como primer sencillo de mi disco, seguramente la quiero como se quiere a un primogénito, aunque sea feíto o mal portado, es decir, incondicionalmente más allá de toda crítica (aunque me encantaría que a muchos les gustara!). La comencé a componer en mientras viví en el barrio latino de Toronto y la terminé al regresar a un Santiago de Chile cada día más contradictorio, y desigual, conservador y rebelde. Quizás como producto de ese tránsito, de esa migración, Huyendo de la Religión ganó cierta singularidad e identidad. Espero que les provoque algo nuevo y distinto.

Muevan las industriasLos Prisioneros (Chile). La aguda mirada de González sobre la transformación social y económica que vivió Chile con la dictadura neoliberal en los ochenta me parece fuera de serie y en esta canción logra una pieza de colección. Sumando al new wave bailable la profunda oscuridad sonora de Kraftwerk, González va más allá de la industrialización y la robotización tematizada por los alemanes, y aborda otra faceta tanto o más desoladora del nuevo capitalismo: la desindustrialización que experimentaba Chile de la mano de la persecución política a la clase obrera. Con todo, su mensaje me emociona porque en el fondo es esperanzador y subversivo: “los obreros no se fueron, se escondieron, merodean hoy por la ciudad”.

CaerBuscabulla (Puerto Rico). Desde la intro esta canción me cautiva, con un riff extraño y sub-marino. Es elegancia lo que escucho en cada arreglo y armonía de Buscabulla y en Caer se le suma el groove latino que siempre hace la diferencia. Escucho Caer y disfruto cada timbre de los instrumentos, de las rítmicas de las voces, e inevitablemente me pregunto por el proceso de producción que desarrolla Buscabulla. Si son soló un duo! Esta banda y esta canción es un derroche de buen gusto. Una maravilla. Realmente me parece un paso más allá en el poprock latino.

VueloCentro-Ciudad (4:00 AM)X Alfonso (Cuba). Esta canción me cautivó con su riff mántrico y la lograda simpleza de un compositor virtuoso como X Alfonso, que mientras menos dice, más expresa. Como posiblemente muchos sudamericanos, conocí recién la obra de X Alfonso gracias a la espectacular banda sonora que compuso para Habana Blues. Esperando encontrarme con un blusero o un exponente de la psicodelia hendrixiana, encontré en sus discos una constante experimentación sonora y destreza en el uso de samplers, cajas de ritmo y sintetizadores. Durante una temporada viviendo en Europa, el disco Civilización fue uno de los discos que me acompañó durante largas caminatas y despertó en mí una fuerte reidentificación con la música latinoamericana. Aun cuando posiblemente fue compuesta en la Habana, Vuelo-Centro-Ciudad es una canción perfecta para caminatas largas por las nubladas ciudades europeas o del Cono Sur.

CordilleraAlex Anwandter (Chile). Cuando Anwandter interpretó Cordillera junto a José Seves de Inti-Illimani en el lanzamiento de su último disco, Amiga, me quedó claro que se trataba de una nueva obra cumbre del pop chileno. Favorablemente la notable factura de su videoclip también rindió honor a la calidad de esta lúcida y brillante composición. Me emocioné mucho al ver el videoclip. Canciones como ésta demuestran que la superficialidad asociada al pop es artificiosa, pues el pop, como el rock, pueden ser propuestas conservadoras o livianas, pero también profundamente críticas y reflexivas. Anwandter logra en Cordillera, con una melodía para la posteridad, escudriñar en las cenizas aún encendidas sobre las que se levanta un país con poquita memoria.

No te animás a despegarCharly García (Argentina). Las canciones lentas de Charly siempre me han parecido verdaderas joyas. Es difícil elegir una entre tantas obras maestras y más seleccionar una canción de Piano Bar, un disco tan completo. Me conmueven las estructuras armónicas de Charly, sus letras y la perfección en el registro de cada instrumento, pero esta canción es especial. No nos muestra a la estrella del rock desenfadada y sarcástica, sino al compositor frágil y sensible a un otro que se le escapa de las manos. Aquí escucho a un sentido lamento por un otro (¿Fabiana Cantilo?) al que se resiste a perder y a ver hundirse como cualquiera en los tentadores vicios y mediocridades mundanas. Simplemente, Charly en su faceta más profunda y sensible.

La Poderosa muerteLos Jaivas (Chile). Mi canción favorita de la historia de la música. Sí, lo admito, en el fondo, bien en el fondo, soy un hippie oculto en una chaqueta de cuero. La perfecta articulación entre el monumental Canto General de Neruda con la genialidad de Los Jaivas, nos regaló una canción solo posible de componer por semidioses vestidos de blanco en las alturas del majestuoso Macchu Picchu. “Alto arrecife de la aurora humana…”.

Caribe AtómicoAterciopelados (Colombia). Aterciopelados es de las pocas bandas que, creo, han logrado el crossover más allá de una composición aislada, más bien a lo largo de toda discografía. Cuando la identidad se transforma en un diálogo permanente con distintas raíces, sonidos y tradiciones musicales, las posibles combinaciones son infinitas y los resultados suelen ser únicos, como en Caribe Atómico. Esta canción me parece un inteligente cóctel de surrealismo y protesta psicodélica que siempre me ha invitado a hundir fuerte los pies en la propia tierra y proyectar la vista lo más lejos posible. Ecologismo extravagante y callejero. Esta canción es una buena muestra del talento y el arrojo únicos de Aterciopelados.

KanishkaLos Brujos (Argentina). Argentina claramente no se limita al rock rollingo y al punk ramonero (que además me encanta!), y bandas como Los Brujos han demostrado que en el underground está siempre todo pasando. Kanishka, más allá de tener la reputación de haber sido plagiada por Nirvana (Very Ape), funciona para mí como un dispositivo agitador y altamente sedicioso. Su letra y su riff chiflados, son todo lo que necesitamos para sacudir nuestras cabezas y de paso las neuronas marchitas.

No estar aquíFiskales Ad-Hok (Chile). Esta canción me emociona igual que cuando era un púber. En particular el disco Traga de Fiskales es mi disco favorito del punk chileno, aun cuando a ratos es más stoner que punk. Aprendí a guitarrear mirando al histórico Víbora, guitarrista de Fiskales, y siempre me impresionó lo característico y fuzzeado de su sonido. Lo particular de No estar aquí es que en toda su oscuridad es realmente un hit pop, que sonó por años en las radios mainstream de Chile junto a canciones de U2 y hoy continúa sonando y encendiendo corazones huraños de lobos esteparios. “Y me quedo parado aquí…y me siento tan imbécil entre tantas pelotas que rebotan sin parar…”.

 

Compartir
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas