El sonido crudo e imponente de Diamante Eléctrico

Compartir

diamante2por Sammy Burbano @Vagabundo3824

Es otra la cara del rock latinoamericano la que se ha desarrollado en la última década y definitivamente está al nivel en el que cada día, conocedores y curiosos que lo escudriñan asciende velozmente. Diamante Eléctrico es una de las agrupaciones que ha apostado en la música con uno de los sonidos más crudos con el que manifiestan un cierto desagrado por cómo la industria musical mira a otros puntos más comerciales; a lo que “van a lo seguro”.

Guitarras rasgadas, dando crédito a lo que inició todo en el rock, el blues, y a su vez, haciendo guiños al pop, la banda conformada por Juan Galeano, Daniel Álvarez  y Andee Zeta, da el paso más significativo en su carrera con La Gran Oscilación, casi de manera sorpresiva. Diamante Eléctrico se tomó muy en serio el proyecto, tanto que incluyeron al staff de producción a Joshua B. Smith, ingeniero de sonido y productor que ha trabajado con Jack White, Beck, Neil Young, entre otros importantes músicos. La Gran Oscilación pretende marcar el antes y el después de Diamante Eléctrico, pues su naturaleza se aleja considerablemente de lo que hicieron en sus dos trabajos anteriores.

El intro del álbum, Después de la Espera, genera de inmediato la idea de lo que se escuchará en el disco: La mella de lo oscuro y alocado, que se transforma en Placebo, el track que lo sigue, que evoca sin titubeo algunos riffs al estilo de Tony Iommi de Black Sabbath, sin ninguna exageración.  Además, hay un momento intermedio en que musicalmente hablando, las aguas se calman un poco con temas como Luz Secreta y Al Vacío, canciones que crean una atmósfera digna del buen blues contemporáneo tipo Derek Trucks o Kenny Wayne Shepherd, cuyas letras no se deslindan de esa esencia blusera anteriormente mencionada, alimentada por la melancolía de quien la interpreta, y la emoción de quien la escucha.

Precisamente es el contraste musical el que enriquece este material de Diamante Eléctrico, que nos hace pensar en grupos como Royal Blood. Es neto Rock N’ Roll que no deja nada en el tintero. Es grato encontrar un álbum bien logrado, en nuestro idioma, que pueda cotejarse con uno de habla extranjera. En resumidas cuentas, por discos como este, el rock latinoamericano goza del lugar privilegiado que tiene en estos últimos tiempos.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas