Vete Vete defiende el shoegaze hasta la eternidad

Compartir

vetevete2Por José Gandour @gandour

Dicho por la gente de Wikipedia, el Shoegazing (también conocido como shoegaze) es “un estilo de música alternativa surgido a finales de los años ochenta en el Reino Unido, bautizado así por la prensa gracias a la costumbre que tenían los integrantes de las bandas de tocar mirando hacia el suelo sin tener contacto visual con su público [en inglés, el término proviene de “shoe” (zapato) y “gazing“, del verbo gaze, que significa mirar fijamente]”. El Shoegaze envenenó a más de una generación con sus “guitarras con retroalimentación, ruidosas y a la vez melódicas” y algunos dicen por ahí que quienes siguen atados a este estilo de música tienen ánimos nostálgicos y depresivos en un mundo, que, según sus críticos, lo que la gente necesita es bailar y expulsar todas sus culpas con el sudor. El Shoegaze, así como también lo dicen del punk, está muerto. Yo, tonto melancólico que recuerda los discos de My Bloody Valentine, The Jesus and Mary Chain, The Boo Radleys y otros, me resisto a aceptar esa aseveración, y agradezco cada vez que grupos como los hispano argentinos Vete Vete publican nuevas canciones para mantener viva esta esencia.

Este cuarteto, del cual habíamos escrito en una ocasión anterior, pertenecieron a agrupaciones porteñas como Juana la Loca, Ovnis y Neurótica, y viven hace un buen rato en Barcelona, donde su música navega fluídamente en los bares y clubes de encuentro alternativos, y donde su atmosféra sonora llena de texturas guitarreras y sus melodías contagiosas logran captar un público selecto que celebra cada una de sus grabaciones. A propósito de ello, Vete Vete acaba de lanzar un compilado de dos canciones llamado Viajeros del 9100, que contiene satisfactorios resultados sónicos que logran cautivar a los cultores de buen ruido rockero, sin necesidad de mostrar documentos de identidad de vieja data o sentir añoranza por épocas que seguramente muchos no vivieron. Vete vete apuesta por el constante retorno del shoegaze logrando en cada una de sus salidas hacerlo actual y comprensible para nuevas generaciones. Lo suyo es lograr que las ondas sónicas se renueven sin poner fecha a lo que se escucha y nos envuelve.

Viajeros del 9100 se puede descargar gratuitamente, y la verdad les recomiendo hacerlo. La mayoría de ustedes seguramente no habrán escuchado hablar de ellos y por eso me permito decirles que, teniendo buena evidencia del placer que producen estas dos nuevas canciones, Vete Vete merece ser incluído en su colección musical tan rápido como puedan.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas