Vuelva polvo sus oídos con Seis Peatones, por favor

Compartir

seispeatones2Por Rodrigo Ricardo @hhdrums Foto: Andrés Alvarado.

No suelo escuchar radio. Las pocas veces que lo hago, se presentan cuando voy para los ensayos de mi banda en el carro del vocalista y se empiezan a repetir las canciones que tenemos en la lista de la memoria. Hace unos tres años, en una de esas ocasiones (no muy usuales, de hecho), a mi amigo le dio por sintonizar una conocida emisora de rock capitalina y (¡Oh, sorpresa!) sonó algo que me llamó mucho la atención: era la canción El Diablo, de la banda bogotana Seis Peatones. Se convirtió, entonces, en uno de los temas obligados en cada travesía ensayística, ya que nos proporcionaba una relajación sabrosa, la cual, acompañada de un cigarro y una cerveza, preparaba el ambiente adecuadamente para las sesiones que se avecinaban.

Tan pronto me enteré de que esta agrupación había sacado un nuevo trabajo discográfico, Polvo, me dispuse a escucharlo, con el fin de dedicarle unas palabras desde la comodidad de mi laptop. Debo confesar que el trabajo estuvo bien complicado. No porque no supiera qué escribir sobre el nuevo disco (compuesto por siete canciones, podría verse como un LP corto o un EP largo), sino porque no pude dejar de repetirlo y repetirlo (y repetirlo y repetirlo…) para disfrutarlo a plenitud. Cada vez que me sentaba con la intención de reseñarlo, sonaba nuevamente y descubría nuevas cosas que me impedían lograr mi tan noble cometido. Así de ese calibre es lo que van a escuchar, señoras y señores…

Siempre influenciados por el blues, estos amigos nos brindan un nuevo esfuerzo repleto de buenas vibras, letras variadas, riffs sólidos (en ocasiones frenéticos) solos de guitarra alucinantes y baterías precisas. Es un disco rockero (muy, extremadamente, rockero) y muy equilibrado. Maneja bien los tiempos entre desenfreno y calma. La voz líder, infusionada en algunas melodías por un fuerte sentido blues y pop, delicadamente guía a quien escucha por recovecos llenos de sentimiento, de agonía, de desamor, que invitan a corear al unísono cada uno de los temas y a darles play a TODOS, nuevamente, hasta que los oídos se cansen, lo cual es muy poco probable.

Los apelativos, halagos o descripciones, en definitiva, se quedan cortos al disfrutar de Polvo. No hay que, siquiera, dedicarle tiempo a escucharlo para poder disfrutarlo. Cada una de las canciones golpea los sentidos de una manera arrasante, y no deja uno de sentirse extasiado cuando ya otra suena y llena nuevamente el cerebro de sonidos perfectamente ensamblados para darnos una verdadera experiencia.

Invito, sin más, a que escuchen este nuevo trabajo de Seis Peatones. Los invito a que saboreen auditivamente este buen disco, el cual hace parte de lo que tiene para ofrecer la nueva escena de rock bogotano y colombiano (junto con bandas como Revolver Plateado y Diamante Eléctrico), que está dando mucho de qué hablar y la cual vale la pena conocer y apoyar. Adelante: vuelva polvo sus oídos, poniendo a todo volumen las canciones y llene su alma de buen rock.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas