Buceo invisible y sus fantasmas de invierno

Compartir

buceoPor José Gandour @gandour

Definir a Buceo invisible vas más allá de las canciones. Es hablar de un colectivo de poetas, músicos y artistas plásticos que da de qué hablar desde 1997 en su natal Montevideo. Sus presentaciones en vivo, narran los testigos, son experiencias que van más allá de lo que produce en simple concierto. La intención de sus actos es, como ellos mismos dicen, “que las distintas disciplinas artísticas dialogen”. Para ilustrar un poco más lo que decimos, el lanzamiento de su nuevo álbum, El pan de los locos, se realizó en el Espacio de Arte Contempóraneo, una antigua carcel abandonada, recordada por alojar durante la última dictadura a presos políticos, un amplio recinto abierto donde pudieron hacer un despliegue impresionante de sus imágenes y donde, según leímos comentarios de sus seguidores, cada una de las manifestaciones artísticas ahí expresadas tuvieron un cálido recibimiento de la audiencia. Por algo la Revista Wop describe a Buceo Invisible como  “una de las bandas de rock más genuinas, sensibles y contundentes del ámbito uruguayo”.

Para promocionar su disco en los medios, Buceo estrena su video Invierno, un trabajo sencillo pero de fina factura, con una idea genial: Ocupar con fantasmas los paisajes vacios, darnos la idea que nunca estamos solos. Hablar de Invierno es hablar de una canción de arranque suave que va transcurriendo de manera tranquila frente a nosotros, dejando poco a poco detalles que construyen recuerdos que combaten la inevitable nostalgia, que parece besar nuestra nuca y que, sin que lo sospechemos, va creando a nuestras espaldas una amorosa sensación de persecusión, una inquietud donde nuestros pasos pasados nos persiguen y nos quieren abrazar y nosotros seguimos avanzando como si detrás sólo hubiera algo que nos empuja y no nos quiere atrapar.  Esos son los fantasmas que se expresan en el clip y que nos rodean intentando romper el silencio.

Buceo invisible es una propuesta que merece ser atendida de manera más atenta en el resto de América Latina, no sólo por sus canciones, sino por la sensibilidad de su expresión. Por algo han perdurado en su labor casi veinte años. Igual todavía estamos a tiempo para poder seguirlos.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas