Danicattack y su resumen de vida en 4:23

Compartir

danicattack2Por José Gandour @gandour

Debo confesarles algo: A mí antes la música del grupo colombiano Danicattack me confundía. No tenía claro si me gustaba o no. Por momentos detectaba detalles que me parecían cursis, empalagosos, exagerados. Escuchaba las canciones con prevención, como buscando el defecto en la nota, o, como dicen los argentinos, el pelo en el huevo. A cada uno de nosotros nos ha pasado que algunos de los discos o grupos que tenemos enfrente nos llegan en momentos equivocados y por eso creemos que no nos van a gustar. Darse cuenta que el problema es de uno y no de quien canta puede tomar un tiempo.

La banda liderada por Daniel López, ese personaje que verán maquillado y tratando de seducir la ciudad desde la ventana, es una de las agrupaciones de sonido más sólido de Colombia, y su coqueteo con ese viejo rock and roll de tiempos de Charly García y Fito Páez mezclado con ese dolor intrínseco que transmiten todas sus composiciones, hace que se posicione en uno de esos podios desde donde la gente que los escucha los puede amar o los puede odiar. Y la verdad, todos tienen razón e igual eso a Daniel y su séquito poco les importa. Danicattack se concentra en crear capas y capas sonoras que cubren elegantemente todas las habitaciones donde entran sus canciones e inyectan suavemente, casi de manera desapercibida, cada una de las pieles de los espectadores. A veces esas tonadas llegan en los peores tiempos de los espíritus invadidos y por eso las rechazamos inapropiadamente. Pero, con alivio digo, escuchar 4:23 (Volar lejos volar lento) en estos días trae su sanación propia.

El video, hecho por Tana Vallejo (La Tenaz), parte de imágenes que la misma banda le entregó. Ustedes y yo sabemos que en la mayoría de los casos cuando esto ocurre, el resultado es un álbum desordenado de imágenes compiladas torpemente en un esfuerzo de demostrar algún tipo de emoción. En este proyecto en particular todo tiene un lógica y un amor expresado en la edición, a la cual se añaden imágenes del mismo López desafiando a la urbe con su piano y completando el candor perseguido y mil veces logrado. Es un precioso clip que transmite cariño, candor y madurez de parte de los artistas. Esta es una brillante obra gráfica para un himno que arrulla nuestros oídos.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas