El desgaste de Dënver

Compartir

denverpopPor José Gandour @gandour

Es decepcionante ver cómo pierde el encanto una banda que nos ha gustado desde el comienzo de su carrera. El dúo chileno Dënver marcó un camino muy interesante en sus comienzos, con sus álbumes Totoral y Música, gramática, gimnasia, haciendo  pop con riesgos, con travesura, con preciosa malicia. Ahora los vemos, después de su fallido rompimiento y su confusa reconciliación, y el resultado de sus canciones ya no es el mismo de antes. Ahora Dënver es una banda más, con un sonido olvidable y con la extraña idea de posicionar a Mariana Montenegro, su vocalista, como un símbolo sexual del momento. Por momentos parece que el ingenio mercadotécnico ha superado las sumas musicales.

Dënver estrena Mai lov, un video que se puede confundir con tantos otros clips que hay por ahi. Sí, la misma banda que nos asombró con maravillas audiovisuales llenas de detalles atrevidos, fina edición y elegante desenfreno, ahora cae en una curiosa paleta de rosados, con viejas referencias de ejercicios aérobicos y un desesperado uso de la estética manga, donde Montenegro hace más esfuerzo en vendernos su ropa interior que en volvernos a emocionar con una buena composición. ¿Será que Dënver perdió la magia? ¿Es posible que la máquina corporativa del pop mundial se los haya tragado y haya destrozado su talento? Crucemos los dedos y pensemos que esto es un simple impasse.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas