El funk animal de Flying Bananas

Compartir

bananasPor José Gandour @gandour

Si usted vive en Bogotá y está en uno de esos días tediosos, donde el tráfico está insoportable, hay amenaza de lluvia y el altanero policía de la esquina lo ha incluído con la mirada en su lista de usuales sospechosos,  no se preocupe. Quizás usted tenga suerte y  en cualquier momento 5 extraños personajes, disfrazados de animales nerds, de baile exquisitamente torpe, lo inviten a danzar su agitada cadencia y le cambien el color a la jornada. Si los ve, no se asuste. Sus rostros artificialmente petrificados no pueden ser referencia para sospechar que algo malo va a suceder. Al contrario, los Flying Bananas (así se llaman) sólo quieren que usted deje la amargura de lado y use la calle libremente para contorsionarse como es debido.

Flying Bananas, quizás una de las pocas agrupaciones colombianas que no le tienen miedo al buen humor y saben llevarlo a la práctica de forma correcta, lanza su nuevo video, Tarde otra vez. Como viene siendo costumbre en sus producciones audiovisuales, la banda se toma los espacios peatones de la ciudad para promocionar su mezcla de funk, hip hop, hardcore y otras especias musicales y tratar de ponerle sabor y color a lo cotidiano y popular. Mientras en sus letras narran las miles de excusas que nos inventamos cada dia ante nuestros retrasos, el ritmo marcado tortura cualquier cadera y obliga al magnífico movimiento de los que no sabemos coordinar un paso con otro a la hora de celebrar.

Flying Bananas es una buena propuesta bogotana que, en medio de tanta seriedad programada, intenta llamar la atención rompiendo la monotonía y la tortura urbana. A la larga, y en pro de nuestra salud mental, es conveniente festejar con ellos su intento por quebrar los moldes del aburrimiento. Algún ser sabio debe estar diciendo por ahí que es mejor dejarse acompañar por 5 funkeros disfrazados que por una mayoría desganada.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas