Julián Mayorga y la infancia disfrazada

Compartir

julianmayorga

Por José Gandour @gandour

Foto Nancy Siderola

Julián Mayorga pertenece a una nueva oleada de cantautores colombianos que, obligados por las circunstancias, desarrollaron su carrera de manera totalmente independiente, haciendo de su transcurrir profesional y su esfuerzo de supervivencia parte de su arte. No sé si por ello, no me atrevería a asegurarlo, lo suyo (sus canciones, su imagen) tienen una estética poco convencional, por momentos rara y definitivamente rebelde. Lo suyo no es de fácil aceptación, pisa callos y definitivamente no se amolda a lo que los gustos comunes exigen. Algunos lo podrían decir que lo suyo es veneno que entra suave, pero que igual a muchos podría producirles salpullido.

Hoy Mayorga lanza el video de su tema Vigilia de las aves, composición hecha en compañía del chileno Javier Barría. Lo extraño sigue fluyendo. El clip  cuenta la historia de un niño disfrazado de “super perro”, yendo quizás por primera vez a un parque de diversiones. Y aunque el trascurrir del clip es sencillo, algo en el aire termina por decirnos que no hay inocencia en el argumento. Contiene una semilla de “ternura punk”. Algo nos hace pensar, después de verlo varias veces, que la historia pudo haber sido narrada de manera convencional, casi que con la gracia de una campaña religiosa, pero en el aire se siente ese ciánuro estético que diferencia a Mayorga de los artistas inofensivos. Mayorga sigue logrando la diferencia.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas