LaTenaz: Asesina amorosa

Por José Gandour @gandour

Tana Vallejo, alias LaTenaz, está siendo buscada en las redes sociales por haber cometido un crimen pasional. Hay señales inconfundibles, pistas concluyentes, de que la mujer en cuestión ha asesinado a su amante, después de no soportar más sus torturas y vejámenes. Ella, que antes se distinguía por ser una señora de su hogar, ama de casa incuestionable, ha acudido a argucias dolorosas para ver caer a su hombre y convertirse asi en una viuda alegre que no siente arrepentimiento. Todo esto lo ha confesado a través de un apasionante video. La policía no ha declarado nada al respecto.

Ahora si, hablando en serio, la artista colombiana, quien, además de ser una de las mejores voces de la escena musical del país, es una experimentada realizadora y directora audiovisual, ha sacado un nuevo sencillo llamado Tus ansias, un clip con relato  de projilo desarrollo e inteligente selección de colores. A través de este video, LaTenaz lanza su segundo sencillo, una canción de dramatismo cantinero hecha a la moderna usanza, mezcla del gusto tanguero de la región cafetera y rebeldía blusera que no necesita disfrazarse de sonidos estridentes para retumbar entre los oyentes. Además, lo hecho por LaTenaz tiene un humor intrínseco que se disfraza con alcohol y agradable dramatismo. Si usted necesita una pista antes de escuchar la música, debemos decirle de manera atrevida que en el cuerpo de esta cantante posiblemente residen las almas de Chavela Vargas, Amy Winehouse y Janis Joplin.

Si algún día tiene la oportunidad de ver en vivo a LaTenaz, vaya preparado para un show intenso, refrescante en su diferencia y exquisito en sus detalles. Cada uno de los músicos que la acompañan logran complementar el espectáculo con refinados toques de interpretación, sin necesidad de robarle la estelaridad a la protagonista. Debo decirlo sin vergüenza alguna: No importando que apenas comencemos a saber de ella y su faceta arrabalera, LaTenaz está lista para tragarse el mundo, o al menos buena parte de nuestros corazones.

 

Ir a la barra de herramientas