Los húmedos diálogos de Lucybell

Compartir

lucybellPor José Gandour @gandour

La voz de Claudio Valenzuela es inconfundible. El tono del cantante de la banda chilena Lucybell es rasgada, dolorosa, sensual y definitivamente única. No hay forma de equivocarse al identificarla. Trae consigo una tristeza amarrada al cuerpo que se imprime en cada una de sus canciones. Ese ha sido uno de los grandes sellos de su proyecto musical desde 1991 y permanece incorruptible, a pesar del paso del tiempo.

Esta agrupación, que se hizo conocida a nivel internacional con su primer disco Peces y luego, a través del desarrollo de su trayectoria, primero en Santiago y luego en Los Ángeles, con su álbum Lúmina, vuelve a llamar la atención con el lanzamiento de la canción Salté a tus ojos, acompañado de su correspondiente video. El tema, una producción con la emotividad de las baladas latinoamericanas de la década de los 70’s, impregnada de teclados con sonidos similares a los usados en los instrumentos análogos de hace cuatro décadas, es una exquisita producción que contiene un dramatismo creíble, más con las artes vocales de Valenzuela y el histrionismo que se siente en su interpretación.

El video desarrolla, teniendo como escenario una piscina, una historia de amor, con momentos de seducción y desventura, donde el azul de las imágenes prima y aumenta la tensión entre los protagonistas. Hay un sutil uso de la cámara lenta que, de forma elegante, añade incertidumbre en el relato.

Lucybell vuelve al ataque con una buena canción que nos recuerda la brillantez de su carrera.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas