Por José Gandour @gandour Fotos Sofía Alfageme y Trinidad González Sardi

Quizás el remedio a todas nuestras penas de la época esté en el baile. En sentir la música a alto volumen en medio de la pista y comenzar a mover el cuerpo como si nuestra vida dependiera de ello. Sentir el beat y acompañarlo en su intensidad con cada pulso en nuestra piel. Quizás buena parte de lo que estamos buscando para sentirnos mejor esté en la revolución del cuerpo, en todo el sentido de las palabras. Por eso es que nos gusta tanto 119, el nuevo Ep de la artista Jazmín Mazzuchelli, argentina residente en la ciudad de La Plata, quien, después de publicar un interesante compilado de canciones de menor intensidad titulado curiosamente 118, ha decidido en 2021 meterse más a fondo con la electrónica y publicar temas listos para encender ese jolgorio que tanto necesitamos. Lo suyo es pop comprometido, danza que no niega la nostalgia ni el desencanto frente a lo que nos rodea. La suya es música comprometida que no esquiva la ceremonia de la vital celebración. Hemos contactado a Mazzuchelli, fundadora de su propio sello, Gema Discos, empresa que se define como “transfeminista”, para saber más sobre su sonido y sus presentes y futuras intenciones artísticas:

¿Cómo describirías el sonido de tu nueva producción?
Creo que describirlo implica más bien hablar de la intención con la que fue producido, lo que me importa es poder decir, poder hablar de lo que me pasa sin que se vuelva solemne, por eso está muy relacionado con la música de pista, con lo que implica la danza para las personas. Pero no sé si podría catalogarlo tampoco como “musica de pista” sencillamente.

Es música de pista, pero con un contenido textual no habitual para ese tipo de propuestas…
Claro, es la identidad que siento que me representa. Charlando con mi prima, que es mi asesora de imagen, nos gusta decir que las canciones que te hacen llorar y bailar son las mas lindas, jejeje.

Me gusta esa definición. Y además estamos en tiempos con suficientes razones para todo eso… ¿Crees que invitar al baile es liberador?
Si, totalmente, de hecho me parece que tiene una razón catártica que es inevitable.

Tu anterior EP es más reposado. ¿Qué te hizo evolucionar a la electrónica?
La necesidad de producir música que pueda tocar sola, sin depender de los tiempos de lxs demás, y volviendo a lo de la solemnidad, salir de ese lugar que a veces ocupa el la o le “Cantaurtorx“. También que es la música que en este momento más disfruto de escuchar y producir,  es el ambiente donde mejor me sentí desde que empecé a hacer música, sobre todo por el hecho de poder bajar ideas y escucharlas en el momento, gracias al software Ableton live, que es el que utilizo para producir.

¿Qué referentes sonoros tienes en estos momentos?
Mis referencias iniciales siempre fueron El Flaco Spinetta, Charly, Juana Molina, Daft Punk, Gorillaz, en todas sus facetas, desde lo más acústico o las letras, instrumentos o los efectos que utilizan para procesar sonidos. Ahora que estoy más comprometida con el mundo de la electrónica, me gusta buscar referencias en el Techno Detroit: Underground resistance, Robert Hood, Mad Mike, Jeff Miles entre otrxs. De la actualidad, por un lado un productor llamado Lone y de Argentina Miranda, una banda que escucho desde muy pequeña y siempre me hizo muy bien.

¿Ya has estrenado estos temas en vivo?
No del todo, si una insinuación. Toqué dos veces durante este año y presenté un poco lo que va a ser el set definitivo para la presentación del disco que es este 3 de abril.

¿Cómo será el show?
El show va a ser gestionado por Gema Discos, que además de sello funciona como un colectivo de artistas interdisciplinario. Mis compañeres van a estar interviniendo el espacio con distintas propuestas que se relacionan con la estética que plantea el disco. Lo más importante es poder crear un ambiente que sea prospero para sentirse comodes y poder disfrutar de la música y la ficción que conjugan tanto lo visual y escénico como lo musical.


Compartir
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com