Por equipo de Zonagirante.com @zonagirante

Frente Cumbiero Jaley Jaley

Algunos periodistas musicales estarán de acuerdo con nosotros, al comparar a Frente Cumbiero con esos vinos de cosechas especiales, a los cuales sólo unos privilegiados tienen acceso y pueden disfrutar con el deleite necesario. Es decir, obvio, cualquiera puede escuchar en el rincón del mundo que desee, a través de las plataformas digitales, las deliciosas grabaciones que publica esta agrupación colombiana liderada por Mario Galeano, pero, tengamos claro, que no es, ni mucho menos, un producto popular, y, sin temor a equivocarnos, lo suyo no es nombrado por ninguna emisora comercial, ni por los presentadores de los espacios de farándula, y más bien quien los conoce y los disfruta sabe de ellos a través de medios especializados y elegantes y renombrados comentaristas internacionales. Y, sin embargo, viendo su último video, tanta alharaca intelectual se nos sale de las manos, porque la cumbia que nos propone este proyecto podría perfectamente, sin desentonar, sonar y ser celebrado por las masas y no sólo por los jactanciosos oyentes de pose snob que ya conocemos. Esto es música de sabroso salón de fiestas de los años cincuentas, traído a través de la electrónica a los tiempos contemporáneos. Además, el clip, pieza exquisita de animación, termina de desmitificar tanta capa de sofisticación inútil.

Nación Ekeko + Julieta VenegasEl Paraíso 

A propósito del día internacional de la Tierra, un sentido homenaje con imágenes contrastantes que van desde paisajes de eterna belleza alrededor de América Latina, hasta la destrucción de similares espacios donde la mano impía del hombre ha borrado todo vestigio de preciosidad. El mensaje de la tonadas es sencillo, claro y directo, la misma Julieta Venegas se los dice a todos ustedes en el oído: “Podés estar en el paraíso y no darte cuenta a tiempo”. Quizás, al final de la jornada podremos sentirnos conmovidos con el aviso, pero, igual, si se nos borra de la memoria, la hecatombe no se frenará. Lo que se dice aquí no puede ser más tiempo ignorado.

Camaleón de Pantano + Dani JatibChocolate

Es una idea aparentemente elemental: Una cámara que no cambia su posición, un fondo de color casi neutral que no cambia en ningún instante, y la combinación de dos personajes, hombre y mujer, que cumplen con una coreografía que quiere presentarlos como un ser híbrido de doble personalidad de leves y sensibles movimientos que marcan a su manera el ritmo de la grabación. El secreto para que este clip funcione es que nada puede ser improvisado, todo segundo que pase frente a la pantalla ha sido plateado, la disciplina ha sido la constante y por ello encanta el resultado. Es una pieza elaborada con buen humor, que promociona además una buena canción pop que atrae de manera inmediata. Un gran trabajo.

Alan Sutton y las criaturitas de la ansiedadFin del mundo

Otro ejemplo de realización discreta que consigue su objetivo con dejar desde el principio manifiesta la planificación de lo que se hará con el lente y con cada elemento escogido durante la filmación. Además, una buena escogencia del paraje seleccionado para interpretar la canción, que evoque una afectividad impactante sin caer en una expresión ramplona ni cursi. No es, para nada, un video espectacular, pero nunca lo pretende. Es un producto audiovisual que busca (y consigue) emocionar a la audiencia, porque se siente honesto, descomplicado y cercano a cualquiera de nosotros.

Hijo de ladrón Centinela

Terminamos las reseñas de hoy con una labor compleja, una obra que quiere expresar la amplitud del mestizaje como concepto en su máxima dimensión. En lo musical, la tonada recoge desde su inicio elementos evidentes de folclor andino que adoptan una actitud altiva, que se mezcla perfectamente con la corrosión rockera que se apodera de la producción pocos segundos más tarde. En lo visual, hay una muy cuidada puesta en escena, donde el trabajo de vestuario y la coreografía son sensiblemente captados por una brillante dirección de cámara, que consigue que todo el tiempo el espectador se meta en la película y sienta la tensión que transmite toda la producción. En fin, un esfuerzo notable de estimulante desenlace.


Compartir
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com