5 discos de 2016 que nos salvaron de perder la fe en el mundo

Compartir

discos2016Por José Gandour @gandour

Este año, dicen los expertos, fue escrito por Stephen King. En este drama tuvimos protagonistas lamentables: Desde Trump hasta Macri, pasando por la desgracia del Chapecoense, la fría sonrisa de Alvaro Uribe Velez y  la ida de Bowie, Ali, Prince y muchos otros. Fue un año oscuro, o, como diría en su momento la reina Isabel II, en preciso latín, un “anno horribilis. No sólo sucedieron hechos absurdos en todo el planeta: Tuvimos que soportar la indignación de muchos idiotas en las redes sociales, quejas de personajes que todavía creen que su teléfono móvil es su nuevo cerebro. La estúpidez, la boludez, la gilipollez, tuvo alta presencia en el panorama durante estos últimos meses y, según parece, promete extender sus dominios de forma más amplia el próximo año. Pero…. afortunadamente hay un pero.

Afortunadamente 2016 fue un año con buena música en América Latina. Tuvimos suerte de escuchar fantásticos discos por todo el hemisferio, música que felizmente cubrió nuestros oídos mientras estallaba el mundo. En Zonagirante.com creemos desde siempre en la independencia artística, y estamos agradecidos que este año trajo grabaciones autogestionadas sorprendentes, brillantes temas que nos hicieron emocionar y saltar sin límite, momentos sonoros que sacudieron muchas jornadas en las cuales estas increíbles piezas reventaron en nuestros stereos. Nos sentimos felices de haber podido escuchar buenos álbumes que nos salvaron de perder la fe en la humanidad. En medio de todo el desastre, al menos tuvimos la oportunidad de oir una mejor banda sonora mientras pasaban estos días.

Hemos seleccionado 5 producciones para recordar de mejor forma 2016. Son trabajos muy diferentes entre si. Tenemos en nuestro listado ejemplos de punk, jazz, electrónica, blues y rock alternativo. Las grabaciones provienen de Chile, Argentina y Colombia. Estamos seguros que hemos dejado afuera de esta nota muchos, muchísimos álbumes maravillosos. Nos concentramos en estos 5 discos porque somos caprichosos y queremos que mucha gente los conozca. Escuchamos cada una de sus canciones durante muchos días, nos levantaron el ánimo y nos ayudaron a seguir por nuestro camino. No son los ejemplos más populares, y no nos importa. No tenemos ninguna obligación con nadie, ningún compromiso comercial y por eso les podemos asegurar que estos son los trabajos discográficos que más nos gustaron este año. Punto. Sin un orden particular, vamos al listado:

Las ExPrimera temporada:

4 chicas mendocinas recuperan el molde punk de toda la vida y lo rompen con humor, descaro e inteligencia. Este es un álbum para burlarse de su generación, para celebrar su majadería, para hacer crecer el grrl power y pasar por encima de la obviedad masculina del género. Estas mujeres tienen en sus ovarios más valentía que la gran mayoría de agrupaciones de sonido similar del momento.

Canción imperdible: Vitamina.

OhlavilleUn desfile de esqueletos

Son sólo tres canciones. Es la continuación de un álbum, del cual, supuestamente, este trío de grabaciones quedó por fuera, por alguna razón que nunca pudimos saber. No importa. Un desfile de esqueletos es una preciosa muestra de la evolución de una banda que no para en su crecimiento. El sonido de esta producción tiene delicadeza y, a su vez, escupe rabia, y dicha mezcla prospera asombrosamente en nuestros oídos. Esta agrupación bogotana sabe moldear la crudeza y hacerla una pieza hermosa. Este ha sido su año de consagración, pero lo que viene promete ser mejor.

Canción imperdible: Los Caminos.

Buceador Voltio Antena

Tres bichos raros se hacen los mudos, y toman sus instrumentos (un stick, una guitarra y una batería) para navegar en aguas turbulentas que se llenan de jazz, funk, pop y rock para el deleite de aquellos que buscan algo totalmente diferente a lo cotidiano. Cualquiera puede tener prevención frente a esta descripción, pero lo que expone Buceador Voltio en este compilado de 10 canciones fluye naturalmente, emociona con facilidad y maravilla a propios y extraños. Si nos piden una definición, podemos decir que este álbum es una admirable colección de postales sonoras.

Canción imperdible: Pulpo.

Zyderal Elemental

La voz. Apenas Delfina Dib canta, casi que es obligatorio callarse, escuchar, estremecerse y seguir escuchando. Pero con la voz no basta para decir que Elemental es uno de los discos de este año. Zyderal, a través de Camilo Zúniga, ha hecho un trabajo instrumental impecable, donde se respira house, tecno, hip hop y hasta ciertas texturas cumbieras. Hay magia en cada una de las 9 canciones expuestas en este álbum.  Son temas poderosos, impactantes, convincentes, con las cuales el dúo colombo/argentino demuestra porqué muchos especialistas musicales referencian su trabajo como una de los mejores producciones de 2016.

PerroskyCielo Perro

Cuando pensamos que la vida es demasiado complicada para asumirla con gracia; cuando creemos que el horror no nos deja ver más allá de nuestras desgracias; cuando creemos que todo está perdido, es bueno recordar que el buen blues nos rescata de nuestras miserias. En este caso, sólo bastan dos hermanos, Alejandro y Álvaro Gómez, una guitarra y una bateria, para que la luz cambie ante nuestros ojos. Este es un disco brillante, arrasador, esperanzador. Si usted no lo ha escuchado, prepárese para una obra maestra. No estamos exagerando. Si existe un ser superior, le pedimos que siga bendiciendo a estos muchachos.

Canción imperdible: Ali.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas